Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 05
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTREVISTA Carlos González Castrillo: "Con un millón de euros haría algo como The Haçienda"

     

    Hoy domingo es el segundo aniversario de La Jarana, bar y sala de conciertos que, es innegable, ha enriquecido la oferta cultural de la isla. Una de las claves de la firme personalidad del local, gestionado por los segovianos David Valle y César Postigo, es la constancia: programan sin descanso a muchos de los buenos grupos de la isla, han desapolillado la oferta de sesiones de DJ de Palma, organizan su festival...

    Vinculado a todo ello, otro valor constante es su imagen. Cuando el bar llevaba pocos meses de andadura, un mantra empezó a repetirse por la ciudad: “-¿Vamos a ese local nuevo, La Jarana, que hace esos carteles tan buenos?”. El responsable de la imagen y la cartelería es Carlos González Castrillo (Burgos, 1984), licenciado en Bellas Artes entre Madrid y Barcelona y actualmente cursando un máster en Investigación Artística en la Complutense de Madrid.

     

    “CON UN MILLÓN DE EUROS HARÍA ALGO COMO THE HAÇIENDA”


    –No soy muy de elucubrar, pero comencemos elucubrando: ¿qué sería La Jarana sin tus carteles?
    –Hacemos un buen tándem de tres. César y Valle aman lo que hacen, y ellos son el 90% de La Jarana. Mis carteles sirven para invitar a la gente a ir. Sin ellos, tal vez sería un local diferente. Una mierda, por supuesto (ríe).

    –¿Desmentimos a los profesores: no hay buen diseño sin mil bocetos previos a lápiz y papel, o tú también te sientas directamente ante la pantalla al empezar un trabajo?
    –Soy posmoderno, aunque sea una palabra que ya suena vieja. Soy de tableta, Illustrator y Photoshop.

    –¿De acuerdo con que el diseño es 1% inspiración y 99% gimnasia?
    –Sí. Lo fundamental es echarle horas, y que pueda llegar un momento, cuando ya has hecho callo, en el que seas capaz de producir buenos trabajos en una hora. La inspiración la buscas en otros diseñadores, como Peter Saville [emblemático diseñador de las portadas de, entre muchos otros, Joy Division o New Order]. Diría incluso que emulamos su trabajo a pequeña escala.

    –¿Los carteles para La Jarana te salen mejor a las 9 de la mañana o a la 1 de la madrugada?
    –¡Buena pregunta! (ríe). La verdad es que suelo estar más fresco por la mañana, como creo que le sucede a la mayoría.

    Hay muchos motivos tropicales en tus carteles: ¿es por el destinatario mallorquín, o hay un hawaiano dentro de ti?–La estética tropical siempre me ha gustado mucho, como la música, desde El Guincho a lo más funk o latino de Golpes Bajos. También les gusta mucho a Valle y César, ¡aunque a veces me dicen “ya basta de rollo tropical”! Y por supuesto, es una imagen que encaja con Mallorca.

    –Tú que vives y trabajas en la gran urbe, danos perspectiva: ¿Palma es un pueblo grande o una ciudad pequeña?
    –Palma es pequeña pero no tanto. Es el doble de Burgos, que sí es una ciudad pequeña. Supongo que os conocéis todos. Y la oferta cultural está bastante bien.

    –¿Hubo unos años en los que todo el mundo quería ser diseñador?
    –Es posible. Se ha dicho que había diseñadores y creativos a patadas como se dijo de los abogados. De hecho, algo llamativo es que hay diseñadores muy buenos que están en el paro. Además, ahora se buscan más programadores que otra cosa.

    –¿Son más los periodistas que no cobran por escribir o los diseñadores que no cobran por diseñar?
    –El sector de la comunicación, de humanidades, de la creatividad, está muy jodido. Yo cobro, pero poco. Al salir de la universidad sí es muy habitual trabajar gratis. Hay valorarse cuanto antes.

    –A los anglosajones siempre se les atribuyen virtudes superiores. ¿Es cierto que tienen mayor cultura visual?
    –Puede ser porque estamos en un país que durante muchos años no tuvo cultura. Estuve tres meses en Manchester y allí la cultura está por todas partes y a todos los niveles. También se ha dicho siempre que el clima tiene que ver: como es un horror, la gente dedica más horas al trabajo que al ocio.

    –Mis amigos diseñadores se dividen en dos grupos: los que han intentado el salto a Londres y los que no.
    –Yo estoy entre los que no. Muchas veces he pensado en irme, pero más a Berlín que a Londres. De todas formas, tener contactos que te puedan generar trabajo es lo fundamental. A raíz de La Jarana he podido trabajar con gente como Paco Colombás de Oso Leone, Safari Club, Guateques Caimán o BN Mallorca. Esto es muy cíclico, y hay mucha competencia. Mucha gente que, como decía antes, trabaja gratis.

    –Le pregunté a un Premio Nacional de Fotografía si una buena foto en portada vende periódicos. Me dijo que no. ¿Un buen cartel lleva público a un concierto o a un bar?
    –¡Creo que se equivoca! La prensa tiene la baza de la imagen que vale más que mil palabras. Imagínate una foto de Rajoy esposado. O cuando El Mundo sacó en portada los pantallazos de mensajes de móvil. Ese día compré el diario. Sí creo que un cartel puede llevar gente a un concierto.

    –Acabemos elucubrando: ¿qué habrías hecho con la imagen de La Jarana si hubieses tenido un millón de euros?
    –Como buen fan de Manchester habría inventado algo más grande y más global. Habría hecho de La Jarana una especie de Haçienda [mítica discoteca, sala de conciertos y punto de encuentro de la escena de Manchester] que lo englobara todo: arquitectura, música, imagen, todo. De momento creo que vamos por buen camino con Jarana Records [cuya imagen es también obra suya] y que ya tiene una primera referencia, el muy buen primer disco de Ceremoney.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook