Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 02
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    Entrevista a Marc Gili (Dorian)

    Entrevista a Marc Gili (Dorian)

     

    Dorian han conseguido que se les identifique con el pop y también con la electrónica, con rock y también con pasajes calmos, con melancolía y al mismo tiempo con baile e intensidad. Es el triunfo de una banda de sonido reconocible a los quince segundos que cumple diez años de carrera con Diez años y un día, un resumen en clave acústica de su repertorio. Actúan este sábado en el cuarto capítulo del ciclo Nits cúbiques. Marc Gili, cantante y principal compositor y letrista del grupo, responde a este cuestionario.

     

    “ME INTERESA EXPLICAR CÓMO LAS PERSONAS INTENTAMOS SER FELICES CON LO QUE LA REALIDAD NOS DA”

    -Me gusta empezar con una pregunta fácil, sobre todo con los que ya llevan muchos años en la música: ¿qué tiene que tener una buena canción?
    -Como diría Joaquín Sabina: 50% buena producción y arreglos, 49% buena letra y un 1% de algo que nadie sabe lo que es pero es lo más importante.

    -Nunca habría dicho que Dorian mencionarían a Sabina.
    -Escuchamos música de todo tipo. Más seriamente, diría que es necesario una letra original y sincera, una melodía particular, con singularidad, y una banda con un sonido reconocible a los quince segundos.

    -¿Cómo es la relación de un escritor de canciones cuando tiene temazos que sabe que el público quiere oír sí o sí? ¿Esas canciones son como hijos a los que hay que querer por narices, o como sobrinos pesados que en el fondo hace tiempo que te saturan?
    -Siempre tocamos todas nuestras canciones con mucho gusto. Y si algún día nos cansamos, las dejaremos reposar. Nunca hemos tocado una canción por compromiso.

    -¿Aún pensáis que todo el mundo quiere ser una estrella de rock (título de la canción que abre su primer disco, 10.000 metrópolis)
    -¡De esa canción hace más de diez años! Era la época de las revistas de moda underground, donde a menudo importaba más la imagen que la música en sí. Se frivolizó lo alternativo.

    -¿La versión actual de aquello serían las camisetas de Ramones o Run DMC en H&M?
    -Es la fagocitación del mundo de la moda.

    -Algunas frases de canciones como El futuro no es de nadie, La playa bajo el asfalto o A cualquier otra parte fueron asumidas por el 15M. ¿Orgullo, rechazo, vértigo?
    -Cuando escribes una canción lo haces para ti. Escribimos aquellos temas antes de la crisis, y lo interesante es que la gente se reconoció en ellas después y funcionaron. Fue un orgullo y un privilegio.

    -Es de suponer que el acústico Diez años y un día es una excepción, un alto en el camino. Sobre el nuevo material de Dorian: ¿qué va a haber de siempre y qué de novedad?
    -Será una vuelta a las guitarras y los sintetizadores. Utilizaremos la tecnología musical para avanzar.

    -¿El extra de dureza de La velocidad del vacío es indicativa?
    -Queríamos sacar a relucir la vertiente más rockera que sí tenemos en directo, ya que los discos suenan más pop. Con el siguiente disco buscaremos el equilibrio entre electrónica, rock y pop, aparte de añadidos de cuerdas y pasajes más reposados. Será un resumen de las técnicas de grabación y producción que hemos aprendido a los largo de los años.

    -Como escritor de canciones: ¿qué te interesa de la actualidad: política, arte, deportes?
    -Me interesa explicar cómo las personas intentamos ser felices con lo que la realidad nos da. Ahondar en la relación del individuo con la sociedad y su responsabilidad en la búsqueda de su propia felicidad.

    -Siempre me ha parecido que hay dos dimensiones muy concretas en Dorian: una muy íntima, particular y en primera persona (¿A cualquier otra parte?), y otra de voluntad más universal, como de mensaje dirigido al mundo entero (¿El futuro no es de nadie?).
    -En las letras hay mucho de esa dicotomía, de la relación individuo-sociedad. No existe uno sin la otra, y viceversa. A esta la crea aquel, y al mismo tiempo la sociedad nos impone dinámicas que nos hacen sufrir. La lucha contra estas dinámicas es la búsqueda de la receta de la vida.

    -¿Se puede hacer una entrevista al principal compositor y letrista del grupo de la banda sin mencionar la palabra “amor”?
    -El amor es el motor de todo. Y el conflicto es lo que te exige estar a la altura de lo que se espera de ti.

    -¿Cómo va a ser el directo de Diez años y un día que veremos en Lloseta?
    -Va a ser un repaso a todos los discos. Será largo, con momentos rockeros, otros más acústicos, otros electrónicos y también de baile. Hemos venido mucho a Mallorca, pero pocas veces hemos podido dar un concierto tan largo como nos habría apetecido.

    -Diez años y un día. Se pregunta uno qué de importante le ha pasado a Dorian en diez años y qué en un día.
    -Hemos conseguido una carrera profesional en un entorno muy difícil sin claudicar a las leyes del mercado ni a las modas. No nos hemos adaptado a las normas para ser más popular o vender más. Es fácil decirlo pero muy difícil hacerlo.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook