Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 17
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÓNICA - Festival de las palabras Live on març!

     

    Galería de fotos: comunidad.diariodemallorca.es/galeria-multimedia/Fiestas/Festival-Live/40120/1.html

     

    DÍA 1: VUELTA Y VUELTA DE PALABRAS, MÚSICA Y ARTE

    Arrancó la primera de las mejores ideas del año. Van a ser varias, porque siempre son varias, pero estar va estar, seguro: es el festival de las palabras Live on març!, cuya previa está aquí, junto con la entrevista a la coorganizadora y también participante Irene La Sen, y aquí la entrevista con Bruno Galindo, uno de los cabezas de cartel.

                    La primera jornada incluyó un capítulo de Estación Spoken Word, ese intercambio de recitados que se celebra cada mes en la sala Vamp (el 20 de abril será la próxima cita), que imaginad si incluye gente con gusto para las palabras que hubo uno que dedicó un poema a Sergio Algora, quien fuera integrante El niño gusano o La costa brava.

                    El festival incluye una colectiva de arte en la que, entre otros, participa Ezequiel Cánovas, animador y parte de esa familia de prestigio consolidado que es el MAISCA, el master de animación de la UIB. La aportación de Cánovas en esta ocasión es el proyecto 2012 is cool: una página de Facebook para que artistas hiciesen su previsión de lo que va a ser este 2012. Las respuestas le han llegado en múltiples formatos (ilustración, texto, grafiti, vídeo, etc.), manteniéndose la iniciativa abierta en los dos días que durará el festival para quien quiera participar, sea artista o no. La iniciativa incluye tres ilustraciones con texto realizadas por este “grafitero en paro” a partir de poemas cedidos por tres de las organizadoras del Live on mars!: Irene La Sen, Laia Martínez y Anna-Lisa Marí. Para valorar el resultado, nada mejor que la opinión de productor Xarro de las Calaveras: “Ezequiel es uno de los mejores creando tipografías”.

                    La fotógrafa andritxola Marga Moner es otra de las participantes en la colectiva. Ha creado un clip de vídeo con las fotografías que hizo en Japón justo un año antes del tsunami que padecieron en aquella región. La serie, titulada Mecánica humana y dedicada a las víctimas, la realizó “sin leitmotiv, que solo lo tengo cuando hago retrato. Simplemente salí a la calle e hice fotos”. Es lo que suele hacer en sus múltiples viajes (Cuba, Marruecos, Filipinas…) esta mallorquina residente en Londres. Las instantáneas están complementadas por textos del Colectivo Membrana. El clip con las fotos se ve en bucle, con una música densa y apoyado en la intensidad de los textos del colectivo, y todo ello se ve curiosamente potenciado por la particularidad del espacio que le ha tocado en sa Possessió: la habitación abovedada donde se ponían a secar las sobrasadas, que conserva los numerosos ganchos de los que colgaban los embutidos y que convierten al lugar en una especie de nueva versión de cráneo Hellraiser.

                    Entrada la noche llegó uno de los platos fuertes de la primera jornada: la actuación compartida Paraula recitada. Abrieron Carles Rebassa y Emili Sánchez-Rubio. El primero ya arrancó fuerte con unas maneras vehementes y unos textos potentes. De lo mejor de la noche fue el poema que escribió “inspirado por el paseo que, en la Rambla de Catalunya, me llevó a pasar por delante de la sede de UPyD”. Por su parte, Sánchez-Rubio escribe textos muy intensos que gusta de declamar muy intensamente. Por tanto, siempre sale ganando, y siempre doblemente.

    Tras ellos, dos de las luminarias de la jornada: el periodista y escritor Bruno Galindo, y la ganadora del slam de poesía de Mallorca de hace dos ediciones y finalista de slam nacional Irene La Sen. Galindo estuvo bastante tremendo: habló del buen karma, que es tener la suerte del lanzador de cuchillos y la de su compañera; dijo que el poder es tener a alguien ante quien arrodillarse y que lo dijo el marqués de Sade; contó que Banksy reveló que siempre es más fácil pedir perdón que pedir permiso; habló de los afrohaikus, de la relatividad de la teoría y de que somos los que salen sin pulsar 0. Su actuación tuvo un plus de última hora: las bases cosidas con jazz y hip hop del productor Xarro de las Calaveras, que como son siempre excelentes, quedaron redondas a pesar de lo improvisado de la colaboración. La Sen cerró la velada con sus poemas, habitualmente musicados por el mismo Xarro, poemas que indefectiblemente llegan y comunican y dejan poso. ¿Por qué? Por lo que la misma poeta apuntó: “siento que lo que escribo es verdad”.

    La primera jornada del festival acabó para este cronista con la actuación de Marzipan Man, proyecto de Jordi Herrera, en esta ocasión en formato individual. Su actuación fue otra de sus ceremonias de música pura: Herrera es un artista con tanto talento y que empatiza tanto con sus canciones que es capaz de comunicar con una intensidad tal (y una verdad tal, que diría Irene La Sen) que siempre le hace único y siempre le hace genial.

     

    DÍA 2: PRUEBAS DIVERSAS DE QUE LAS PALABRAS PUEDEN GENERAR MARAVILLAS

     

    Con el segundo día del festival Live on març!, en el teórico día fuerte, llegaron las maravillas. No es que la primera jornada del viernes estuviera nada mal, pero en la del sábado se recitaron tantas palabras tan extraordinarias que provocaron el silencio absoluto, tan inspiradas que hicieron estallar las risas inteligentes, tan poéticas que se oyó “¡más!”, “¡otra!”, “¡no te vayas!”. El sábado, García, Pedrals, Escarpa y Casasses lanzaron las palabras en múltiples dimensiones: crítica, mordaz, exigente, irreverente, musical, humorística o artística.

                El inicio de la tarde fue un buen anticipo de lo que vendría después: la argentino-mallorquina Macky Chuca (entrevista en este blog aquí), voz de la banda de punk-rock Mostros y voz de sí misma como escritora, recitó unos excelentes textos en Palabra, copa y puro, monólogo en el que a través de esos outsiders vitales tan de su gusto –como los que andan por La reina del burdel, su celebradísimo debut en la editorial Sloper–, narró historias con la niña-mujer-madre de hilo conductor (“Aplasta, hermana, al falo opresor”; “Mamá, creo que me han echado droga en la droga”). Chuca se confesaba nerviosa ante su debut oficioso como narradora en público, y apostó por la mejor de las estrategias: empatizar con su propio texto, recurrir a esa teatralidad en justa medida que siempre potencia a las buenas historias. A ello ayudó también su perfecta dicción y, como ella mismo dijo en uno de sus textos, su cálida “voz radiofónica”.

                Todo festival con carácter tiene elementos que le distinguen como tal, y uno de los más celebrados por parte del público son siempre los descubrimientos. Este capítulo lo cubrió L'Équilibriste, la sorprendente banda de pop, rock, indie, folk y lo que les venga en gana cuyo concierto se movió entre dos parámetros: gustar y encandilar. Entrada ya la noche llegó la sesión sabatina del Paraula recitada, que por medio de los cuatro jugones antes mencionados se convirtió en lo mejor del festival. Maravilla tras maravilla, los cuatro juglares modernos fueron embalando la velada.

                Empezó Txus García, jocosa y también dura, cómica y reivindicativa, quien dedicó poemas como “La inocente” a todas las “mujeres heterosexuales que dicen que son heterosexuales hasta que me conocen”. Tras ella, el primer delirio: Josep Pedrals arrasó entre el público con bombazos como el rapeado-musicado utilizando nombres de dictadores (prueba palmaria de que el sentido del humor es a menudo la mejor arma para ridiculizar a los mezquinos), con aseveraciones como “encara que els gats tinguin set vides no tenen perquè ser suicides”, con actuaciones antológicas como la de la copla humorística utilizando nombres de escritores castellanos (“Antonio m'hachado... de casa”) y, cómo no, también con pura poesía.

                Gonzalo Escarpa es el as y es la manga. “A ver qué hago yo ahora después de Pedrals...”, decía con aire preocupado, para después arrancar, acelerar y no parar en una actuación que incluyó un texto brutal de Rodrigo García, dramaturgo argentino afincado en España (colaborador de la banda barcelonesa Standstill, que el día antes actuaron en la sala Es Gremi; todo cuadraba en este fin de semana), sobre un padre y su pequeño hijo alcohólico, reflexiones-hallazgo como que “un año luz es un año cualquiera pero que está lleno de bengalas” y la preciosa historia sobre la primera cosmonauta rusa, quien subió al espacio borracha, ocultando su vértigo y sin haber superado las pruebas de acceso al puesto.

                Para el final, el maestro: el poeta barcelonés Enric Casasses recitó poemas sobre lo que nos interesa a todos: naturaleza, sociedad, arte o individuo. Provocó exclamaciones admirativas prácticamente con cada uno de ellos (“Paradís para dispara”, “Cadenes, tu mateix per la puta gelosia”, “No admeto els vostres judicis, jo no sóc de cap manera”, “Trepijar deus, abans perquè eren antics i ara perquè són moderns”), y se fue como vino, como un joven maestro, un siempre joven maestro. Curiosamente, tras revelarnos que “Viure sense treballar vol molta feina”, se despidió con una aseveración no suya, sino de su padre: “Amunt, com l’aigua!”.

                Todas estas maravillosas palabras se pudieron disfrutar a la antigua: con una bebida y un cigarro en la mano de quien lo quisiera. Y quien así lo quiso, fumó como se ha hecho toda la puta vida: procurando no molestar a nadie. Tras los recitales, la jornada se cerró con dos conciertos. Uno, el de ese dream team que es El gran amant, el notable proyecto pop folk de Gerard Armengol respaldado por dos jugones como son Jordi Herrera al bajo (Satellites, Marzipan Man) y Pep Toni Ferrer a la batería (Oliva Trencada), acompañados de Manu Mielniezuk a la trompeta y acordeón. El segundo concierto salió directamente desde la casa: dos de los organizadores del festival, Laia Martínez y Jaume Reus, culminaron la noche para este cronista con Jansky, dúo en el que él pone las bases electrónicas y algún aditamento analógico, y ella los textos poéticos. Benditamente, ya queda menos para la edición del año que viene.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook