Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 10
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÍTICA – Joan Chamorro & Andrea Motis con la Glissando Big Band

     

    Joan Chamorro presenta: Andrea Motis & Glissando Big Band

    Auditori d’Alcúdia. Sábado 8 de septiembre. Aforo: lleno (500 personas aprox.)

     

    Hasta dentro de unos años

    Las referencias constantes a la juventud y belleza de Andrea Motis, y las pocas a su nivel como artista, hacían temer lo peor. En efecto, aún no es apropiado denominarla saxofonista o trompetista al no dominar los instrumentos ni tener un lenguaje propio -su primer solo de trompeta fue alarmantemente plano y sin fuerza-, y tampoco es una cantante extraordinaria o personal aunque con su afinación perfecta alcance el mínimo profesional exigible. Es una voz bonita, pero aún tiene, por ejemplo, agudos de adolescente. El repertorio que interpreta es el que es, amable y no muy exigente, aunque hay quien lo ha llevado a mayores cotas de personalidad a edades tan tempranas. Pero claro, eso demanda riesgo, y éste no llena auditorios en esta isla y este país.

    Publicidad engañosa pues la que la tilda de “joven sensación del jazz”. Llega a ser molesto siendo como es Cataluña una excelente y diversa cantera de jazz. Lo visto y oído en su concierto del sábado fue insatisfactorio para el aficionado severo: entradas a destiempo y salidas sin fuerza, todo tal vez achacable también al escaso tiempo que tuvieron para ensayar, dato revelado por Chamorro. Su actuación fue tierna, y no en el sentido emocional. El público no iniciado, destino ideal, disfrutó mucho de la velada. Lo mejor, al final, solos Chamorro al piano y Motis cantando. Fue cuando se oyeron los mayores visos de calidad, incluso en el solo de ella a la trompeta. Ánimo, suerte, y hasta dentro de un par de años. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook