Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 13
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÍTICA - Javier Krahe, un concierto universal

    Javier Krahe. Jueves, 12 de enero, teatro Mar i Terra (Palma). Aforo: ¾ (100 personas aprox.)

    Actuará también hoy viernes y mañana sábado (21 y 20 horas respectivamente; 18 € anticip./22 € taq.)

     

    Concierto universal

    Resulta curioso que a alguien como Krahe le pregunten una y otra vez por qué no hace canción protesta cuando ha escrito letras como ¡Ay, democracia! (“Me gustas, democracia, porque estás como ausente, con tu disfraz parlamentario”) y tiene otras en las que menciona a indignados e indignantes. Aparte del detalle, vayamos a lo general: este madrileño da conciertos universales, en el sentido de que son accesibles y serán satisfactorios para cualquier animal sensible. Los temas que aborda son personales y son de todos, y este hombre que niega ser cantautor o poeta, y que se define simplemente como humorista (como si  la profesión no fuese de las más complicadas posibles, sólo accesible a los talentos gigantescos), recita más que canta unos textos entre la ocurrencia tabernaria y el prodigio lírico.

    Si además, ocurre la bondad de que viene acompañado de buenos músicos (contrabajo, guitarra española y flauta en esta ocasión), que dan empaque y muy buenos arreglos, no hace sino realzar el placer y, por qué no decirlo, el honor que será siempre ir a escuchar a este madrileño. Bolígrafo en mano, por supuesto.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook