Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 23
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÍTICA - Happy Mondays en el Mallorca Rocks

     

    Un hombre y unas maracas

    Happy Mondays en el Mallorca Rocks. Martes, 21 de agosto. Aforo: medio

     

    Hay cosas que sólo la música consigue: que salga un tipo al escenario cuya única aportación consiste en agitar unas maracas y provoque el éxtasis (qué fantástica coña, por cierto, hacia el movimiento Madchester). El tipo era Mark 'Bez' Berry, y el grupo los históricos y muy influyentes Happy Mondays. También fue el inesperado pinchazo de la temporada 2012 de este ciclo de conciertos: la banda tan sólo llenó a medias un recinto habitualmente repleto.

    También fue el concierto más corto que se recuerda, escasos 50 minutos. La discografía de la banda no es muy extensa, pero aun así se quedaron fuera varios pepinazos. Sí llegaron a sonar Kinky Afro o 24 hour party people, y con ello se quedó todo el mundo casi contento de no ser por la corta duración del bolo. La intensidad, correcta. No estuvo a chorro, pero tampoco cayeron en la indolencia demasiado habitual en sus compatriotas New Order, cuya actuación prevista para unas semanas en el Mallorca Rocks es la incógnita de este año.

    Esta isla en la que nunca pasa nada sigue acumulando conciertos históricos en su bagaje tras el hito que supuso el de Guns’n’Roses del pasado 22 de julio. Los Happy no tienen el tirón popular masivo de los norteamericanos, pero su visita se enmarca sin duda alguna en la misma primera fila de relevancia, mismo rango que ocuparán los mencionados New Order. Curiosamente, hay otra diferencia cualitativa que los distingue: mientras estos últimos hacen el esfuerzo de sonar más o menos contemporáneos, con Happy Mondays el sonido, el feeling, fue añejo, casi desfasado. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook