Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 08
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÍTICA - Els Amics de les Arts: Abuelos y nietos

    El argumento es conocido y repetido, pero ya no es válido: se acepta que Berry Gordy creó una fábrica de artistas en la Motown, quienes respondían a una fórmula prefijada. Pero se obvían dos factores definitorios: la fórmula buscaba la excelencia –la querían popular, pero también con calidad– y ésta no existía previamente –Gordy y su equipo la crearon–.

    Lo que hacen Els Amics de les Arts responde a una fórmula, pero ésta no la crearon Manel, con quienes se les vincula insistentemente, sino que es más vieja que la lluvia. Consiste en rebajar el nivel, en ablandar la propuesta, en recurrir al coro más facilón y a la armonía más pedestre. Consiste en hacer música para los que no escuchan música, que siempre serán la inmensa mayoría. El objetivo no es, desde luego, la calidad musical. Sea porque no les interesa o porque no están capacitados para alcanzarla.

    Pau Riba lanzó el dardo directamente al ojo cuando calificó a este tipo de bandas (Manel, Els Amics, etc.) como “música para la tieta”. Estuvo certerísimo, pero cabría añadir que el destinatario son tanto abuelos como nietos de 10 años. Este tipo de música, como de Parchís 2.0 o de Xuxa revisitada –caracterizada también por unas letras pretendidamente costumbristas y realmente baladíes e insustanciales– tiene su lugar y debe existir, pero el problema está en adjudicarle un lugar cualitativo y una cancha mediática que no merece, pecado máximo dada la enorme cantidad de música extraordinaria que se hace en este país.

    El concierto fue un fiel reflejo de la falta de entidad de la propuesta: buenista, de empatía primeriza tanto desde el escenario como desde la platea, y con recursos monologuistas “a lo Manel” muy poco ingeniosos. Su fórmula es la del costumbrismo para los que no han vivido.

    Els Amics de les Arts: Espècies per catalogar
    Sábado 7 de abril, Auditòrium de Palma. Aforo: 800 personas aprox.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook