Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 29
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRÍTICA – El principi d’Arquimedes (Fira de teatre de Manacor)

    ACERTAR Y TAMBIÉN FALLAR

    En una de las escenas que se pretende más dramáticamente intensas de esta obra, un personaje explica que perdió a un hijo adolescente. La forma como lo cuenta hace dudar de si el objetivo narrativo es la ambigüedad (de personajes, de hechos, de la moral) o es que no se ha aprovechado la potencia dramática de la subtrama. Es decir, que por como se plantea y resuelve la escena tanto podía hablar de un hijo muerto como de una mascota. Y esa es la sensación que planea durante todo el montaje de El principi d’Arquimedes.

    Esta es una buena obra, a ratos muy buena, pero la valentía en la elección de la trama -la ¿supuesta? pedofilia- no se ve refrendada por la valentía del texto. Hay buenos diálogos aunque a veces los intérpretes los reciten a demasiada velocidad (principal defecto en, por ejemplo, los últimos trabajos de Aaron Sorkin), con lo que en vez de ganar dinamismo y agilidad, se pierde realismo y frescura, y se cae en el automatismo interpretativo. Por momentos no hay el necesario juego réplica-contrarréplica, sino dos entes independientes recitando texto.

    Si el objetivo del texto es la ambigüedad, falta ambigüedad. Si es la mentira, falta mentira, Si es la manipulación, falta manipulación. Si es la profundidad de los personajes, les falta profundidad. Pero esta no es una obra facilona, sino tan acertada como parcialmente fallida, con un nivel tan interesante que la hace ideal para enganchar a público no habitual al teatro, a quien incluso puede sorprender y agradar sumamente un recurso ya tan manido en el teatro “moderno” como es la estructura encabalgada, de flashback continuo.

    Esta es la primera de las críticas con motivo de la XVII Fira de teatre de Manacor, y es necesario y merecido agradecer a quienes la hacen posible que proporcionen un año más a Mallorca uno de sus hitos culturales más relevantes, como dice el tópico, una oferta que envidiaría cualquier gran ciudad.

     

    El principi d’Arquimedes, de Josep Maria Miró.

    Sala Major del Teatre de Manacor. Sábado 27 de octubre.

    Dirección: Josep Maria Miró. Intérpretes: Albert Ausellé, Roser Batalla, Rubén de Eguia y Santi Ricart. Escenografía: Enric Planas. Vestuario: Albert Pascual. Iluminación: David Bofarull. Ayudante de dirección: Xavier Pujolràs. Producción: Sala Beckett - Obrador Internacional de Dramatúrgia

    Obra galardonada con el Premi Born, en su XXXVI edición de 2011, otorgado por el Cercle Artístic de Ciutadella de Menorca. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook