Blog 
Sopas mallorquinas
RSS - Blog de Víctor Conejo Manso

El autor

Blog Sopas mallorquinas - Víctor Conejo Manso

Víctor Conejo Manso

Víctor M. Conejo (Palma, 1975). Estudios de Historia del Arte en la UIB y Comunicación Audiovisual en la Escuela de Arte y Diseño Vía Roma. Antes en TVE Baleares, Cadena SER Mallorca, Radioaktivitat, Mondo Sonoro Baleares, Youthing o IB3.

Sobre este blog de Cultura

"Cuando todo el mundo puede hablar y dar su opinión, la función del profesional es ofrecer su juicio de valor, dar una visión de la realidad desde un criterio personal y serio". O tratar seriamente la cultura popular y escribir para el gran público sobre la alta cultura.


Archivo

  • 01
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    29S: los 100.000 hijos de la razón

    El ninguneo del Govern a la manifestación del domingo (“los participantes no representan el sentir popular”) recuerda que a los dictadores no se les echa dialogando, sino por la fuerza. La marcha dominical ha demostrado que la democracia no es una realidad, sino una declaración pomposa. No lo es en política, en nuestra sociedad o en nuestras empresas, y ahí hace falta otra Transición. El menosprecio había empezado en la cadena pagada con dinero público IB3, que optó por no dar su cobertura habitual ante noticias históricas: siete horas de planos e información escasos repetidos hasta la saciedad, despliegue que sí suelen tener eventos como el desfile de la beata y que tendrá la próxima visita a la isla del mallorquín clasificado en La voz.

    La conclusión tras el acontecimiento es sencilla: los que salieron tienen razón. Intentar deslegitimar un episodio tan significativo porque estaban las omnipresentes banderas independentistas –las ha habido hasta en la apertura de Media Markt– es como despreciar una sesión de buen sexo porque no has podido evitar correrte dentro (Román Piña: esto sí es irreverencia). Los emperadores desnudos se empeñan en calificar la protesta de política, harto difícil de justificar cuando no estaba organizada por ningún partido político. Rizando el rizo, acusan de ideológica a la más aséptica y certera de las ciencias, las matemáticas, cuando poco importa si fueron tropecientosmil o un gentío de cojones.

    La manifestación ha sido una respuesta social a una imposición política no dialogada. No una contestación política, sino ciudadana, y no se me ocurre ninguna cita pedante para reforzarlo. Por otra parte, partidos de la oposición y sindicatos de vieja/obsoleta escuela están tan nerviosos como el Partido Popular, pues no han podido vampirizar la protesta. Los que niegan que los manifestantes poseen la verdad vete a saber de qué son hijos, porque de la razón no lo son.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook