Blog 
Sociedad Anónima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad Anónima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Mallorca

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 22
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El Papa y el "Imperio Gay" de Cañizares

    Cuando vi al cardenal Cañizares vestido con su ya famosa capa magna pensé que un hombre sólo debería salir así de casa para participar en un concurso canario de Drag Queens. El prelado, en aquella ordenación sacerdotal de 2007, con aquella prenda púrpura de 5 metros de largo sostenida por unos ayudantes que parecían damas de honor, hizo que mi vista perdiera foco: ¿Quién estaba rodando la segunda parte de “Las aventuras de Priscilla, la reina del desierto”?

    Cualquiera que haya acudido a clases de dibujo del natural sabe que el ojo nunca ve lo que tiene delante. Sólo ve lo que supone que hay, lo que ha aprendido que tiene que ver. Por eso es necesario aprender a desconectar la mano de los prejuicios que fabrica nuestro cerebro antes de empezar a trazar líneas y hacer sombreados. Dejarse guiar exclusivamente por el dictado de la realidad resulta muy difícil. ¿Cardenal o loca fashionista? ¿Qué vemos ahí?

     

    El Papa y el

    Dialogar con nuestro ojo hasta encontrar la verdad que tenemos delante cobra una importancia capital en el caso de este purpurado arzobispo de Valencia, martillo de homosexuales, que se ha colocado en el centro de la polémica por haber revelado al mundo la existencia de un “imperio gay”, y de una “ideología de género” (“la más insidiosa que ha habido en toda la historia”), que al parecer están destrozando la familia. Inmediatamente, en las redes sociales Cañizares se ha convertido en tendencia. Los tuiteros, esas porteras implacables y maliciosas, han reaccionado con el arma más contundente que tiene el ser humano: el humor.

    Como ese misterioso “imperio gay” de Cañizares tiene ecos de la saga “Star Wars”, no tardaron en correr los fotomontajes. En la galaxia del cardenal hay una Estrella Divina de la Muerte que nos amenaza a todos. Pero, ¿dónde está el Imperio Gay? ¿Dónde tiene sus bases, sus destructores imperiales? ¿Cuándo la asmática respiración de Darth Vader se tornó en jadeo de soplanucas? ¿Dónde están esos millones de familias destrozadas en mala hora, cuando el padre es sorprendido diciéndole a otro hombre: “Yo soy tu papichulo”? Y, cuidado, no miremos sólo la paja en el ojo ajeno: ¿hiere más la pluma o la espada del ángel exterminador con la que los sacerdotes acusados de pederastia marcaron a tantos menores?

    El Papa y el

    El Papa Francisco, el mismo que pidió pastores “que no se cansen de ser misericordiosos”, recibió a Cañizares tres días después de que el purpurado lanzase a la galaxia su angustiado mensaje ante la invasión de los marcianos rosa. El Vaticano es el templo mundial de los gestos interpretables, el inventor del decir sin decir. Que el jefe te llame a capítulo puede significar que te estás descarriando, ovejita. Aunque te reciba con las más exquisitas formas, aunque la archidiócesis valenciana insista en que el encuentro estaba programado hace un mes, “ultimado hace alrededor de quince días” y en el que se trataron “asuntos diversos”. Antes que Cañizares, Bergoglio recibió a otro Cardenal rodeado por la polémica: Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, acusado e investigado por no haber denunciado abusos sexuales a menores en su diócesis, cometidas entre 1986 y 1991. Sólo recibió a esos dos, a Barbarin y a Cañizares. Pero seguro que no significaba nada. En el diminuto estado donde todo tiene el más profundo significado, donde se puede escribir un ensayo sobre el vuelo de una mosca, aquello no significó nada.

    El Papa y el

    A la vuelta de Roma, Cañizares fue recibido con una ovación a las puertas de la Catedral de Valencia por los participantes en el Jubileo de las familias que ha convocado el purpurado. Según informa “Religión Digital”, el presidente de la comisión diocesana de Familia y Vida, Juan Andrés Taléns, en el saludo inicial de la celebración, ha agradecido al cardenal Cañizares "en nombre de todas las familias presentes su valiente defensa de la familia cristiana en estos tiempos también de persecución", a lo que los fieles han respondido también con otra ovación dedicada al purpurado.

    Cañizares es su héroe. Lleva capa.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook