Blog 
Sociedad Anónima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad Anónima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Mallorca

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 14
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    20-D: ¿Por qué lloras Pablo, chiquitín?

    Las lágrimas de Pablo Iglesias al término de su mitin en la Caja Mágica de Madrid han abierto una nueva vía para la reflexión que, muy probablemente, quedará inexplorada. ¿Qué significan? La princesa está triste. ¿Está alegre por la remontada de las encuestas? ¿Qué tendrá la princesa? Habría que saberlo. Corríjanme, pero Pablo es el primer político que se echa a llorar en un mitin. Igual le pasó algo parecido antes a Mussolini, pero aquellos eran otros tiempos. Espero.

    Es una lástima que no echemos tres o cuatro tertulias tratando de ahondar en el verdadero significado de esta furtiva lágrima. Pero es que vamos bastante apurados de tiempo como para detenernos en comunicaciones no verbales. Ya están ahí los regalos de Navidad. Y ésa es la tarea que ahora los españoles tenemos en el horizonte más inmediato. No nos queda espacio en la memoria para ejecutar otras tareas menos importantes. La verdad, empieza a echarse de más a tanto político. Por favor, que vaya entrando ya Ramón García, el de la Campanadas. Los demás, despejen el set. Uno no se puede entretener, como Albert Rivera, mandando cartas al futuro de España cuando tiene por escribir la carta a Papa Noel o a los Reyes Magos. Porque el gran dilema de estos días no es “¿a quién voto?”, sino “¿qué le compro?”, “¿qué me pido?” o, si me apuran, “¿cómo consigo entradas para el estreno de Star Wars?”. En el caso de padres con hijos pequeños, el asunto trascendental es: “¿Dónde coño podré comprar yo la Patrulla Canina?”. Déjense de prometer empleo y llenen las estanterías con la Patrulla Canina. Denle al pueblo lo que el pueblo quiere. Y eso es lo que queremos de verdad. Ya estamos a otra cosa. Además, ¿han visto la oferta de langostinos del Lidl para Nochebuena? ¿Pero qué hacen Pedro Sánchez y Mariano Rajoy entreteniéndose en debates? En vez de estar haciendo cola… Ainss. Los langostinos, la Patrulla Canina, las entradas para Star Wars… ésas son las razones de Estado.

    Sí. Es una pena que Pablo no hubiera comenzado la campaña con pucheritos. Ahora la va a ocurrir como al replicante de Blade Runner. Ya sabemos que Coleta Morada ha visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser, pero todos esos momentos se le perderán como lágrimas en la lluvia. Es hora de votar. Lástima, le han aconsejado de deshora sus asesores. Si hubiera empezado sacando el pañuelo, al comienzo del recreo, sí que se hubiera convertido en el núcleo irradiador de la contienda electoral.

    -Buaaaaaa.

    -¿Pero Pablo, chiquitín, qué te pasa?

    -Es que me duele España…

    -¿Y eso?

    -Me duele mucho, buaaaa. España se me está poniendo morada, buaaa.

    -¿Dónde te duele, Pablo, chiquitín?

    -Buaaaa, me duele aquí, donde los desahucios, donde las black, donde la Gürtel, donde la Púnica…

    -Vaya por Dios, hombre. ¿Quieres que llamemos a tus padres?

    -No, no a los padres no, que son de la casta. Maldita casta, bendita gente. Mejor llevadme al Doctor Errejón, que él sabrá qué hacer. Buaaaaa.

    Así que llaman a Íñigo, que examina a Pablo con un maletín de médico del Imaginarium, y dictamina que tiene una obstrucción gramsciana, que lo viejo no ha muerto del todo pero que lo nuevo no ha acabado de salir. Que le pongan un micralax y listo.

    (Se lo ponen. Desahucia. De fondo suena: Ay del chiquirritín, chiqui-rriqui-tín vestitido de morado. Llega Monedero vestido de pastor, como va siempre él, y le regala porros, incienso y birras. En este nacimiento no hay reyes, como ya se habrá supuesto ustedes)

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook