Blog 
¡Que serie!
RSS - Blog de Javier Fernández

El autor

Blog ¡Que serie! - Javier Fernández

Javier Fernández

Fotoperiodista ...

Sobre este blog de Sociedad

Series, Fotografía, danza y teatro


Archivo

  • 27
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENTRE RELIGION Y DANZA

     

    Tras la Semana Santa y a 2 días de el día internacional de la danza una tradición de la isla de Bali (Indonesia) mezcla a la perfección las dos "liturgias"

    Los bailes y las representaciones teatrales son una parte más de los rituales religiosos Balineses, una parte de su cultura que pone de manifiesto la devoción que procesan hacia las divinidades. 

    Desde muy pequeños los niños son formados en el aprendizaje de las diferentes danzas balinesas siguiendo los movimientos de sus maestros y aprendiendo la riqueza del lenguaje gestual de dedos, manos, cabeza y ojos. 
    Cada personaje que interviene en la danza tiene su propia personalidad y que el bailarín como si de una representación teatral se tratase a de aprender y asimilar poniendo toda su pasión en la interpretación del personaje. 
    La danza kecak, conocida en el mundo occidental como “la danza del mono”, es una de las formas artísticas mas exóticas de Bali. Aunque tiene sus raíces en el domino espiritual de la cultura balines, la danza kecak pertenece al arte secular con el espíritu y elementos estéticos de la tradición antigua y moderna de Bali.La danza kecak integra música vocal, danza y drama, pero últimamente su belleza artística consiste en su intrincada vocalización de sonidos. La complejidad y repetición del sonido “cak, cak, cak,” cantando en coro con variedad rítmica es la esencia y alma de la danza Kecak.El acompañamiento musical de la danza Kecak tiene su origen en la danza sagrada “Sanghyang” que existe por cientos de años y más tarde a la coreografía creada por el ruso-alemán Walter Spies en 1931 cuando se encontraba acompañando por la isla a un grupo de filmación alemán. Spies a partir de un coro formado por hombres que actuaban durante los trances Saghyang. Sacó la danza del contexto ritual y la adaptó a uno de los cuentos del Ramayana ayudado por Limbak un gran bailarín de la danza del baris y su grupo de danza en el pueblo de Bedulu. Ambos además incorporaron algunos movimientos de las artes marciales chinas a la escenificación. 
    Un grupo de unos treinta o cincuenta hombres se sientan con el torso descubierto en círculos concéntricos alrededor de la luz de una lampara de aceite. Su acompañamiento carece de orquesta.
    Tras la señal de uno de los miembros, el grupo comienza a emitir sonidos y un complejo juego de voces - chak- chak- chak -chacachak - perfectamente coordinados y con diferentes ritmos repetitivos. A la señal del kempli, la persona encargada de marcar los ritmos, los brazos de los participantes se elevan al unísono por encima de las cabezas agitando las manos creando movimiento de olas al compás de sus voces y sonidos cuyo volumen se incrementa paulatinamente mientras sus torsos comienzan a moverse también al ritmo de la música.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook