Blog 
Presunciones
RSS - Blog de Felipe Armendáriz

El autor

Blog Presunciones - Felipe Armendáriz

Felipe Armendáriz

Nacido en Pamplona, periodista especializado en tribunales. Lleva 30 años cubriendo la crónica jurídica y es un experto en los recovecos de la justicia y la injusticia. Profesor de Periodismo en la Escuela Universitaria Alberta Giménez (CESAG) desde 2007. Ganó, juntó a Matias Vallés y Marisa Goñi, e...

Sobre este blog de Mallorca

Un pequeño sonido en un mar de ruido


Archivo

  • 31
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pacta, Urdangarin, pacta

     Iñaki Urdangarin ha vuelto a Barcelona para ponerse en capilla ante el juicio penal que se le viene encima.

    La instrucción del caso Nóos está ya muy madura. Pinta muy mal para él y la antigua cúpula de la rentable empresa camuflada como instituto benéfico y con altas influencias. El duque de Palma deberá plantearse ahora qué va a hacer frente al proceso: permanecer pasivo en espera de acontecimientos o aproximarse a la fiscalía para, mediante un pacto, minimizar los daños.
    Su abogado, Mario Pascual, una buena persona y un jurista tranquilo, apenas está interviniendo en el proceso. El letrado de Diego Torres (antiguo socio de Urdangarin y segundo principal imputado), Manuel González Peeters, puro nervio y pura dinamita, recurre todo. Pascual únicamente ha alzado su voz cuando se han metido con la infanta Cristina, la esposa del duque de Palma.
     Por mucho que moleste a algunos, no existen, de momento, en la causa indicios que impliquen a la hija del rey en los oscuros negocios de su marido. Por eso, y salvo sorpresas procedentes de Suiza, Luxemburgo o el propio Torres, doña Cristina no tendrá ni que testificar en el caso.
    Pero su consorte sí deberá comparecer ante la Audiencia de Palma. En el juicio, presumiblemente, deberá enfrentarse a una petición de condena de unos 15 años de cárcel. Allí tendrá muchas bazas en contra: el sólido acopio de pruebas incriminatorias; los millones de euros dilapidados en tonterías y contemplados ahora en pelna crisis; el desgaste para la Familia Real; y su antiguo amigo Diego Torres mordiéndole dialécticamente sin compasión.
    Pacta, Urdangarin, pacta, antes de que sea demasiado tarde.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook