Blog 
Presunciones
RSS - Blog de Felipe Armendáriz

El autor

Blog Presunciones - Felipe Armendáriz

Felipe Armendáriz

Nacido en Pamplona, periodista especializado en tribunales. Lleva 30 años cubriendo la crónica jurídica y es un experto en los recovecos de la justicia y la injusticia. Profesor de Periodismo en la Escuela Universitaria Alberta Giménez (CESAG) desde 2007. Ganó, juntó a Matias Vallés y Marisa Goñi, e...

Sobre este blog de Mallorca

Un pequeño sonido en un mar de ruido


Archivo

  • 03
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA EXVICEMINISTRA ABURRIDA

     

     

     

    Si Internet carga las armas, el diablo las dispara en televisión. De pronto, uno está hastiado en casa viendo los telediarios y, entre matanza y matanza en Siria, aparece una lozana señora en ropa interior. Lo de menos es quién es esa doncella (la viceministra de Juventud de Costa Rica desde 2006), lo importante es que aparece en ropa interior, piensan los productores televisivos.

    La viceministra se nos cuela en nuestro cuarto de estar, como si comiera, o, mejor dicho, desayunara, allí, y en camisón, todos los días.

    ¿Cuál es su pecado o su mérito? Al parecer, su irrupción se debe a un resbalón con la web cam. Un día Karina Bolaños, que así se llama muestra protagonista, quiso ponerse seductora, papel, que visto lo visto, no le fue bien, ni entonces, ni años después.

    Bolaños aparece aburrida -como nosotros- en una supuesta habitación de hotel. Se supone que ha pasado, o no, una dura jornada de trabajo en el ministerio o en algún viaje oficial. No le preocupan ni los altos índices de desempleo o incultura en la juventud costarricense; tampoco le quitan el sueño los recortes por la crisis. Se acuerda de su amante o de su marido, algo que no queda claro. Quiere mandarle un regalo de los de hoy.

    Antes uno enviaba flores, bombones, cartas perfumadas o hasta un telegrama, si se ponía romántico. Ahora se tira de tecnología y pasa lo que pasa.

    Bolaños, empero, no aparece muy entusiasmada con la grabación y cumple al mínimo su papel de mujer fatal.

    Hasta ahí todo normal. Lo anormal es que todos podamos ver la peliculita por televisión, que ella sea destituida (con lo que tendrá más tiempo para quejarse y aburrirse) y que el violador de la intimidad de la exviceministra Bolaños siga tan pancho y, por lo visto, con unos billetes más en su cartera.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook