Blog 
Presunciones
RSS - Blog de Felipe Armendáriz

El autor

Blog Presunciones - Felipe Armendáriz

Felipe Armendáriz

Nacido en Pamplona, periodista especializado en tribunales. Lleva 30 años cubriendo la crónica jurídica y es un experto en los recovecos de la justicia y la injusticia. Profesor de Periodismo en la Escuela Universitaria Alberta Giménez (CESAG) desde 2007. Ganó, juntó a Matias Vallés y Marisa Goñi, e...

Sobre este blog de Mallorca

Un pequeño sonido en un mar de ruido


Archivo

  • 27
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ley de Seguridad Ciudadana Policía derecho a la información

    A esconder la "maría"

    La nueva Ley de Seguridad Ciudadana, a la que no se ha bautizado como sí pasó con su antecesora, la Ley Corcuera, está suscitando numerosas quejas en todo el espectro político, menos el PP, en amplias capas sociales y en sectores jurídicos.La norma reprime y castiga, de manera minuciosa, conductas, costumbres y situaciones muy comunes en España. Algunos de estos supuestos ya estaban tipificados como delitos o faltas, penales o administrativas, pero otros, como el cultivo de marihuana en un balcón con vistas a la calle eran, hasta el momento, hechos no punibles.A esconder la "maría" llaman y a no mostrarse muy fogoso con la pareja en público, no vaya a ser que te crujan a multas.Los manteros y los ocupas de casas también tendrán su ración de sanciones, como si la vida no fuera ya suficientemente dura con ellos.Dos aspectos de la Ley llaman especialmente la atención: el castigo a los que no colaboren con la Policía en la averiguación de delitos y las multas para los medios de comunicación o particulares que hagan un uso inadecuado y no autorizado de imágenes y/o datos personales de autoridades o policías, siempre que pongan en peligro la seguridad de éstos o sus familias.La tentación va a ser muy grande para los delegados de Gobierno, mandos policiales y políticos a la hora de imponer sanciones a cascoporro a aquellos periodistas o ciudadanos en general que piensen que se han pasado con sus informaciones o imágenes colgadas en internet.La ambigüedad reina en algunos de los artículos de la criticada norma. Habrá que esperar a que los tribunales modulen el alcance de esas nuevas faltas contra el orden público y la seguridad de una sociedad que, entre otras cosas, quiere seguir protestando en la calle contra los poderosos y ejerciendo libremente el derecho a la información.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook