Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 09
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una permanencia sonrojante

    La alegría por salvar la categoría en la última jornada ha servido para maquillar en parte una temporada que debería sonrojar a todos y cada uno de los futbolistas del Real Mallorca. Curiosamente hay más cabreo en Zaragoza, donde el equipo maño selló la permanencia hace ya tres jornadas. Es un problema que los bermellones hayan despedido su desgraciado curso sin hacer autocrítica porque si no se asumen los errores, se tiende a repetirlos. Pero resulta todavía más hiriente la euforia que se desató en el vestuario de los baleares en El Arcángel.

    Cualquiera que pasara por allí en ese momento podría haber pensado que el Mallorca ponía el colofón a un paseo triunfal por la categoría, cuando la realidad es que ni una sola jornada el equipo ha parecido un aspirante al ascenso. Ver la fiesta de los futbolistas del Córdoba por su clasificación para una promoción de ascenso que ni siquiera han visto de cerca, debería haber servido a los bermellones para contenerse. Pero no. Todavía habrá que hacerles un monumento por haber superado en la clasificación al Mirandés y al Jaén.

    Olaizola se sale del guion
    Javier Olaizola tenía que motivar a sus futbolistas y eso incluía elogiarlos en público, pero se ha excedido. El vasco pide un aplauso para sus jugadores por haber evitado el descenso a Segunda B, un argumento tramposo con el que pretende ocultar que la temporada empezó en la jornada 1 y no en la 40, cuando él asumió el timón. Siguiendo el razonamiento del técnico, la temporada que viene también será un éxito si no se baja de categoría. Por lo demás, solo él se ha ganado ser merecedor de todo tipo de elogios por coger a un grupo por el que nadie daba un euro y de la noche a la mañana convertirlo en un equipo de fútbol. En un club normal alguien habría tomado ya la decisión de renovarle, pero con el fin de curso en el Mallorca se ha abierto un enorme vacío de poder.

    Hacia una nueva refundación
    La reconstrucción del Real Mallorca debería empezar por la salida de los dos grandes responsables de que ahora el club sea un montón de cascotes: Serra Ferrer y Biel Cerdà. El siguiente debería ser la llegada de un inversor con una buena cartera, no solo para comprar acciones, sino también para tapar agujeros y comprar talento en el mercado de fichajes. ¿Es Dudu Aouate esa persona? El portero conoce perfectamente el club y su entorno, pero no tiene tanto músculo financiero. En los próximos días se despejarán muchos interrogantes sobre esa operación. Es lo que desea Serra Ferrer, ansioso por irse a su Betis.  
     
    Primas inmorales
    Los 720.000 euros que se repartirá cada jugador de la selección por ganar el Mundial es una indecencia en un país con más de cinco millones de parados. Ningún euro es público –o eso nos dicen– porque la Federación española vive exclusivamente de fondos privados –o eso nos dicen– pero en momentos así sería más conveniente ser austeros.

    Legendario Nadal
    Ser una leyenda del deporte cuando todavía se está en activo es extremadamente difícil, pero eso es lo que es Rafel Nadal. No llegaba a París en su mejor momento, pero eso no importa para alguien con una fortaleza mental de piedra, la que le permitió levantar un mal arranque de partido y acabar comiéndole la moral a Djokovic. El serbio es el único tenista del circuito capaz de hacerle sombra al mallorquín, pero Nadal ya solo compite contra sí mismo y las expectativas que genera cada vez que aborda una gran final. Su noveno Roland Garros le sitúa en otra dimensión, lejos de lo humanamente posible.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook