Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 07
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un club indescifrable

    En su pulso particular Claassen se perfila como el triunfador y Serra Ferrer como el perdedor. Pero ojo, los caminos del Mallorca son inescrutables

    Más poder para el Consejo de Administración. Utz Claassen lo ha logrado conformando una mayoría clara pero inestable. Lo es cualquier mayoría apuntalada por alguien como Biel Cerdà. Tampoco deberían confundirnos las palabras. Lo que aparentemente es una 'democratización' del Mallorca es en realidad un trasvase de poder de unas manos a otras. El alemán se perfila como el triunfador y Serra Ferrer, al menos de momento, como el perdedor. Apoyado en la firma de su leal Cladera reunía todo el poder. Más o menos como se han hecho siempre las cosas en este club, quizás con la diferencia de que los otros propietarios estaban más dispuestos que el pobler a escuchar o rectificar. Pero ojo. Los caminos del Mallorca son inescrutables.

    Absolutismo
    Quizás el gran error de Serra Ferrer ha sido desde el principio unificar en su figura su triple faceta de máximo accionista, director deportivo y consejero delegado. O lo que es lo mismo: encuentro un jugador, me gusta, lo firmo, lo pago y no rindo cuentas a nadie. Algo insólito en la mayoría de clubes profesionales, en los que lo normal es que un propietario fiscalice el trabajo de su secretario técnico.

    Les vuelve locos
    Queda por saber si Serra Ferrer resistirá en esta nueva situación. No parece que su modelo de gestión, digamos personalista, tenga encaje con el que propone Claassen, digamos más plural. Pero es muy poco probable que el pobler haya nadado tanto como para rendirse ahora, así que seguramente mantendrá el pulso. ¿Qué tendrá el Mallorca para ser objeto de batallas tan encarnizadas?

    ¿Qué tal alguna negativa?
    El problema más inmediato de esta situación es que el club está perdiendo un tiempo precioso para reforzarse en este mercado de invierno. Silvio se escapó –por los problemas institucionales, por las preferencias de su agente por el Depor o por ambas cosas– y ahora Luna está en la sala de espera. Y hay prisa porque Caparrós ha pedido al menos tres refuerzos, demasiados para un mercado de invierno en el que lo normal es buscar algún retoque, no buscar tres titulares a media temporada. No estaría mal que Serra Ferrer empiece a decirle que no a su ansioso entrenador.

    Las compras compulsivas del Baleares
     El Baleares, en cambio, no tiene ninguna atadura para fichar, y vaya si lo está aprovechando. Llevan tres refuerzos y van a por la media docena. Vamos, una enmienda a la totalidad de la planificación deportiva (es un decir) del verano. A ver dónde encontrará Fernando Crespí un delantero de la calidad del desahuciado  Jesús Perera. Y a ver dónde acabará un equipo que, por segundo año consecutivo, pretende ascender a Segunda División A sin ningún proyecto serio que lo sustente. De momento, ayer encajó una nueva derrota.

    Las mismas penurias
    El Govern balear ha tenido que aplazar –supuestamente unas semanas– el pago de parte de las subvenciones que debía haber abonado a los clubes a 31 de diciembre. Vamos, que 2013 ha empezado como acabó 2012, sin un euro y con los equipos pensando más en sobrevivir que en competir. El Govern no puede fallar en unos pagos ya de por sí menguados por la crisis. De todos modos, la esperanza para este año no estará en los equipos, sino en el deporte individual. En motociclismo Jorge Lorenzo luchará por revalidar el título, y Luis Salom quiere dar la batalla desde el primer día. En la piscina Melanie Costa también promete muchas alegrías. Sin olvidar, claro está, a un reverdecido Rafel Nadal.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook