Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 22
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Todo abierto

    A falta de seis jornadas para la conclusión de la Liga, el Mallorca conserva intactas las posibilidades de mantener la categoría. Y de descender a Segunda. En tal caso no habrá excusa que valga. El campeonato ha dado incontables oportunidades a los bermellones para despegarse de unos rivales agonizantes. Tampoco valdrá la coartada de los árbitros, porque en una competición tan larga ha habido tiempo para robos y para regalos, como atestigua el partido del lunes ante el Celta. También ha estado repartida la mala y la buena suerte. En muchas fases de la temporada el Mallorca se ha sentido a gusto en el papel de equipo gafe, lo que de paso le ha servido para ocultar problemas deportivos de calado. Pero los cuatro puntos sumados esta semana ante los vigueses y el Rayo tienen un elevado componente de fortuna.

    Pocos méritos
    La suerte, los arbitrajes y la endeblez de los rivales podrán condicionar en mayor o menor medida el destino del Mallorca, pero la clave está en ser competitivos. Y aquí es donde el conjunto de Gregorio Manzano tiene un importante déficit. El Mallorca jugó un fútbol de mínimos ante el Celta y cuatro días después estuvo toda una segunda parte a merced del Rayo. En definitiva, pocos méritos para haber sumado cuatro puntos. Los rojillos tendrán que ser un equipo mucho más sólido para salvar la categoría. El problema es que este curso casi nunca lo han sido y aquel gran encuentro contra el Sevilla queda ya muy lejos.

    Cándidos
    El regalo masivo de invitaciones sigue cumpliendo el objetivo de registrar entradas récord en Son Moix, suficiente para que algunos cándidos digan que la afición responde. Harían bien en fijarse en otros ejemplos –más espontáneos y menos interesados– como los cuatro mil aficionados del Zaragoza que apoyaron a su equipo en el entrenamiento de ayer.

    Eso dicen
    El Atlético Baleares no pasó del empate ante un Yeclano desahuciado, pero no deja de ser un pasito más hacia la permanencia. De toda aquella grandilocuencia patrocinada por Fernando Crespí  ya no queda ni el humo. Bueno sí, queda Pandiani. Y hay balearicos que aseguran que un día le vieron jugar con la camiseta blanquiazul.

    Las cosas como estaban
     La gira sudamericana, Indian Wells y Montecarlo han dejado a Rafel Nadal más o menos donde estaba antes de la lesión: por encima del 99 por ciento de los tenistas del circuito, pero un peldaño por debajo de Novak Djokovic. A día de hoy el mallorquín solo podría ganar a una mala versión del serbio, pero todavía queda algo más de un mes para su torneo fetiche de Roland Garros, tiempo suficiente para seguir cogiendo ritmo de competición y acercarse a su gran rival.

    Una lástima
    El Air Europa anda molesto con el Govern porque no le arregla el videomarcador, lo que le impide jugar en el Palma Arena. Así que el miércoles tendrán que recibir al Guadalajara en un partido decisivo en el Toni Servera, donde no caben más de 800 personas. Una verdadera lástima, tratándose del único equipo que anima un panorama deprimente.

    Dos monstruos
    Los aplausos que se ganó Miquel Capó con su podio en la Marathon des Sables hay que dirigirlos ahora hacia Tòfol Castañer por haber pulverizado la marca de la Ultra Mallorca. Son dos monstruos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook