Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sigue la pesadilla

    Si el Mallorca no juega a nada, no se puede pretender que el rival haga lo mismo. Lección de fútbol la que dio el Leganés a los rojillos en la segunda parte. Sí, el Leganés. Cambia la temporada, pero ahí sigue el equipo arrastrándose por la categoría. Este año no es por falta de compromiso, sino por falta de calidad. Había poco dinero para fichar, pero por eso mismo se exigía acertar. Que Martí sea titular y que Pereira tenga que jugar de ‘9’ porque no hay otra cosa habla de improvisación y graves errores en la planificación deportiva. La que empezó Miquel Àngel Nadal y remató Dudu Aouate. Por cierto, el israelí debería responder si Markovic es mejor que Brandon. Y Gulan mejor que Company. Los fichajes de Ramadani empiezan a mosquear.


    Una pésima estrategia
    El Mallorca necesita una propiedad estable y no la jaula de grillos en la que se había convertido con Biel Cerdà riéndose de unos y de otros. Aouate representa una alternativa solvente, pero se ha puesto a sí mismo en una situación muy comprometida con el absurdo de pretender gestionar antes de adquirir la mayoría accionarial. Muy claro lo debía tener el israelí para aceptar la componenda de ser nombrado manager general y luego pasar por la notaría, pero el tiempo ha demostrado que aquello fue una pésima idea.

    Cerdà y la vileza
    Biel Cerdà demuestra que siempre se puede caer más bajo y que la vileza se puede expresar de muchas maneras diferentes. El presidente pretende que Aouate sea el verdugo de dos trabajadores del club que no le han profesado la adhesión inquebrantable que él, como todo tirano, cree que merece. Se irá cuando formalice su ‘pelotazo’, pero el rastro de inquina y veneno que dejará tras de sí tardará mucho tiempo en desaparecer. Ojalá el Real Mallorca nunca tenga que volver a sufrir semejante infamia.

    Un mundial descafeinado
    Eso de que en España se está jugando el mejor baloncesto queda bien como eslogan, pero un Mundial que acoge a selecciones como Filipinas, Ucrania, Irán o Finlandia está claramente sobredimensionado. Habría sido más interesante una competición con dieciséis equipos y no los 24 que lo empezaron, pero también en el baloncesto importa más la cantidad que la calidad para hacer caja, que es de lo que se trata. España ha refrendado su condición de favorita, aunque las pachangas contra Irán, Senegal o Egipto solo han sido soportables para los enamorados de este deporte. Se supone que la dificultad, y por tanto el interés, aumentará esta semana. Pero resulta desalentador que la otra gran favorita, Estados Unidos, haya traído a su equipo ‘C’.  

    Una oportunidad perdida
    Por cierto que Orenga debería haber aprovechado el paseo que ha supuesto la primera semana de competición para haber dado más minutos a jugadores como Abrines o Claver. Las rotaciones son muy deseables en partidos que no entrañan ninguna dificultad para que tus titulares no lleguen quemados a los cruces importantes. Si es que llega a haber alguno hasta la final.

    Segundo ‘no’ a la Davis
     No tiene suerte Carlos Moyá, que en sus dos primeras convocatorias para la Davis ha recibido dos negativas de Rafel Nadal. Las lesiones se han interpuesto en el camino de los mallorquines y el seleccionador va a tener que jugarse la permanencia ante Brasil con lo que hay disponible. Bautista, Granollers, López y Marrero deberían ser suficiente para superar al blando combinado sudamericano.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook