Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 02
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Responsabilidades

    El Mallorca de Serra Ferrer contabiliza cuatro presidentes, cuatro entrenadores, cuatro apoderados, tres directores generales, un incalculable número de consejeros y... un director deportivo. El cargo lo ocupa la misma persona desde 2010. ¿No será ese el problema? El máximo accionista acumula errores en los despachos y en el mercado de fichajes, pero le sigue quedando la baza de echar a José Luis Oltra para desviar la atención de su persona ahora que el equipo –su equipo– parece haber tocado fondo. Hace tiempo que el pobler está convencido de que se equivocó cuando contrató a Oltra, pero ya no tiene autonomía para destituirle a su antojo. El Mallorca dio vergüenza ajena ante un Sporting que le superó en todas las facetas del juego y ciertamente es necesario un cambio de rumbo que debería empezar con un relevo en el banquillo. Pero esa es la constatación de un nuevo fracaso del director deportivo.
     
    Parecidos razonables
    Este Mallorca empieza a parecerse mucho al del descenso, aquel equipo sobrado de  excusas, falto de autocrítica, sin respuestas dentro y fuera del terreno de juego y que lo fiaba todo a una mejoría que tenía que llegar porque sí. Ahora por lo visto los que tienen que sacar al Mallorca a flote son dos recién llegados como Iriney y Generelo. Hay que tener perspectiva. Hasta hace pocas jornadas Thomas era un jugadorazo. Y Álex Vallejo un gran centrocampista de futuro al que había que renovar sí o sí. El problema es que desde hace más de un año el Mallorca se ha convertido en una trituradora de futbolistas. El último ejemplo ha sido Nunes. El portugués ha cultivado su descrédito a fuego lento y ayer José Luis Oltra le dio la estocada final señalándole por un error en el segundo gol del Sporting. Los silbidos de una parte de la grada cuando fue sustituido son injustos. A Nunes le ha derrotado la edad, pero es ahora cuando debería recordarse todo lo que le ha dado a esta camiseta.

    Un presidente infame
    Para encontrar algo que diera más vergüenza ajena que el equipo solo había que mirar hacia el palco, donde Biel Cerdà presidió un partido más. Fue recibido y despedido con insultos y abucheos de los aficionados que se sientan más cerca de la zona noble del estadio, pero eso no le importa lo más mínimo a un tipo que se agarra a la silla sabiendo que no le quieren socios, accionistas y empleados del club. Los apoderados le han quitado la tarjeta, el coche, la gasolina y hasta el ipad. Los mallorquinistas le abuchean y los futbolistas se ríen de él. Pero ni así deja la presidencia porque es casi imposible derrotar a alguien que no tiene dignidad, impermeable a las humillaciones e instalado en la mentira. Es un personaje profundamente dañino para el Mallorca. Es un producto de Serra Ferrer.

    Nostalgia
    Son días de nostalgia por aquel Mallorca de Luis Aragonés, un entrenador que rompió el techo del equipo y lo condujo a su mejor clasificación. Había un sabio en el banquillo, futbolistas comprometidos y un equipo directivo competente. Comparen y échense a llorar. 

    Un frío adiós
     Pocas lágrimas se han derramado por la marcha de Víctor. La calidad, si no hay implicación, no vale de nada. Eso resume su último año y medio en el Mallorca.

    Estreno decepcionante
     Amargo debut de Carlos Moyá al frente del equipo de la Davis. Aunque en esta competición los tenistas tienen mucho más que decir que el capitán –tanto en las victorias como en las derrotas–, al mallorquín le va a tocar gestionar una etapa de penurias como tenga que seguir sin poder contar con su amigo Rafel Nadal.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook