Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 24
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oltra acumula ‘match balls’

    El triunfo ante el Alavés ha dado aire al técnico valenciano, pero nadie sabe hasta cuándo. El banquillo le quema por culpa de los resultados y su distanciamiento con Serra

    José Luis Oltra salvó el domingo su segundo ‘match ball’ en quince jornadas, lo que habla de su turbulenta temporada con el Mallorca. El banquillo le quema al valenciano desde hace mucho tiempo por culpa de los resultados y el distanciamiento que se ha abierto entre él y Serra Ferrer. El acierto de Gerard y Nsue, y el oportunismo de Miño deteniendo un remate del Alavés a dos minutos del final dieron oxígeno a Oltra quién sabe hasta cuándo. El técnico vive del presente porque sabe que no puede sentirse seguro de que seguirá siendo entrenador del Mallorca dentro de dos o tres semanas. No se merece mucho más el valenciano, incapaz de sacar más jugo de un equipo con semejante caudal ofensivo, por mucho que la defensa cojee.


    Cerdà: torpeza y ambición
    El Real Mallorca ha sido un club muy castigado en los últimos años por dirigentes incompetentes, algunos abiertamente negligentes y algún presunto delincuente. De Biel Cerdà solo conocemos su ambición desmedida y una insólita torpeza cuando se pone delante de un micrófono. El jueves se hizo un lío considerable cuando tuvo que valorar la posible destitución de José Luis Oltra y después aclaró que en el mercado de invierno el club “no puede fichar a Cristiano Ronaldo”, probablemente la única verdad que dijo. Mateu Isern le rehúye abochornado por tanto disparate con el asunto del Lluís Sitjar y se ausentó de la foto con todos los alcaldes en Son Moix alegando problemas de agenda. En su lugar el edil palmesano envió a Irene San Gil, que entre otras cosas es presidenta de la Funeraria. Que cada cual saque sus conclusiones.

    Una balsa de aceite
    Biel Cerdà aterrizó en el Mallorca en el verano de 2010 porque le unía una larga amistad con Serra Ferrer. Ninguno de los accionistas que desembarcaron con el pobler pusieron un euro en la tesorería del club, limitándose a pagar por sus acciones. Pero ni siquiera en eso se rascó el bolsillo Cerdà. Jugó con la ambición de Claassen por tomar el control de la institución y el miedo de Serra Ferrer a perderlo. Traicionó a Jaume Cladera, asqueó a Miquel Coca y acabó firmando un acuerdo de sindicación con el que se ató al máximo accionista. De aquella amistad hoy no queda nada. Los apoderados como mucho se aguantan, pero el presidente hace y deshace a su gusto sin contestación de ningún empleado. Eso es exactamente lo que significa “balsa de aceite” para Cerdà.

    Un premio desprestigiado
    La elección del Balón de Oro debería haber seguido en manos de los corresponsales de la prestigiosa ‘France football’. Ya entonces había votaciones controvertidas como las que acabaron otorgando el galardón a Owen en 2001 o a Cannavaro en 2006, pero desde que entró la FIFA en 2010 el descrédito ha ido a más. Desde entonces han podido votar entrenadores y capitanes de las selecciones, que en muchos casos lo hacen movidos por amistad –o enemistad– y no por criterios deportivos. Y ahora la FIFA ha ampliado el plazo de votaciones hasta el 29 de noviembre, una maniobra que parece querer favorecer la elección de Cristiano Ronaldo después de su reciente exhibición con Portugal. Todo muy sospechoso.

    Triste final
     Nuria Llagostera tenía sustancias prohibidas en su cuerpo y eso es todo. La tenista dijo no saber cómo pudo llegar la metanfetamina a su organismo y cada cual es libre de creer en si hubo intencionalidad o si bebió del vaso equivocado. Pero ese argumento no le libra de la acusación de dopaje ni de poner fin a su carrera deportiva de una manera tan triste.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook