Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 14
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Números rojos y negros

    A veces los números dicen una cosa y la contraria, tal como han demostrado las cuentas del Mallorca. El pasado ejercicio se saldó con un déficit operativo de casi once millones de euros. Pero gracias al salvavidas de la quita del concurso los números rojos se han convertido en un superávit de tres millones. Y ahora van las interpretaciones. En el peor de los casos, ha habido una gestión negligente. Y en el mejor, el Mallorca es una ruina sin remedio. Porque si Jaume Cladera y compañía han gestionado con la responsabilidad y austeridad que predican, un déficit de once millones es para tirar la toalla. Habrá que ver qué sucede en el próximo ejercicio y si el mayor coste salarial de la plantilla se come el excedente de Sogecable.

    Más beligerancia 
    Utz Claassen y Pedro Terrasa han intensificado su oposición a Serra Ferrer. El alemán hizo un nuevo brindis al sol anunciando que pedirá la destitución de Cladera. Es un camino sin salida porque no tiene mayoría para lograrlo y su supuesta alianza con Cerdà no pasa de chascarrillo de bar. Y Terrasa consiguió tiempo para estudiar las cuentas del club. Veremos si disipa sus sospechas o las convierte en certezas.
    apagón para la roja
    Televisar un partido de España garantiza ser líder de audiencia, pero ningún canal vio rentable pagar 1,5 millones por retransmitir a la Roja en Bielorrusia. De momento la crisis es de las televisiones en abierto, las que viven exclusivamente de la publicidad. El día en que esa crisis se contagie también a operadoras como Mediapro y Sogecable –que sobreviven con las cuotas de sus abonados– el circo se habrá acabado.

    Una barrera menos
    Es emocionante ver cómo un ser humano se propone superar los límites de la naturaleza y lo consigue. El austriaco Felix Baumgartner saltó a velocidad supersónica desde 39.000 metros de altura, una proeza retransmitida a millones de personas que contuvieron el aliento cuando Baumgartner se precipitó al vacío desde la estratosfera. En estos tiempos algo así solo puede ser orquestado por un patrocinador privado. En este caso Red Bull, que se apuntó un tanto.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook