Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 16
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Más cerca de la permanencia

    La victoria sobre el Tenerife acerca al Mallorca a la salvación. Sería muy osado hablar de ascenso dadas las muchas debilidades que todavía exhibe el equipo

    El Mallorca ganó y encarriló la permanencia. Por ahora no se puede decir mucho más de un equipo que muestra más debilidades que fortalezas. Tres partidos después no se nota la impronta de Lluís Carreras y los bermellones siguen siendo aquel grupo inestable e inseguro de José Luis Oltra. El Mallorca fue el de casi siempre, con la diferencia de que esta vez tuvo enfrente a un rival muy tierno que apenas presentó batalla. Los bermellones no tienen excesivos problemas si el contrario no corre más que ellos, como sucedió con el Tenerife.
     
    Aspirantes infames
    El mejor aliado del Mallorca es el deficiente nivel de una Segunda División que con toda probabilidad nunca había visto peores candidatos al ascenso. Hacía dos meses que el conjunto bermellón no saboreaba las mieles de la victoria, pero como que en este país de los tuertos casi todos son ciegos, la clasificación deja a los rojillos a tres puntos de la promoción, un regalo para un equipo que está viviendo un calvario en la categoría.

    La palabra vetada
    Ascenso es una palabra que ha desaparecido del diccionario del entrenador y de los futbolistas mientras no soplen vientos más favorables. Carreras, que es el que menos tiene que perder en toda esta historia, no quiere pillarse los dedos y con buen criterio no mira más allá del partido siguiente. La realidad es que el Mallorca carga con un pesado saco de decepciones, y de perder contra el Tenerife habría dormido en descenso. El triunfo de ayer tiene que servir para llenar el depósito de confianza, pero ojo con sacar pecho. El domingo toca visitar al Castilla y una derrota devolvería al equipo a un estado crítico. No hay margen para el error. Es lo que pasa cuando se lleva tanto tiempo jugando con fuego.

    ¡Directiva dimisión!
    La fractura que se ha abierto entre la afición y la directiva se materializó cuando la grada dio la espalda al palco en el minuto 12 de la primera y la segunda parte. Lástima que falte valentía entre unos accionistas que optan por desertar antes que someterse a una crítica que se han ganado a pulso. Es patético ver el club representado únicamente por los apoderados, que no dejan de ser dos directivos de segunda línea. Dos horas antes el foco de la crítica había sido la manifestación organizada por la Federació de Penyes y los Supporters. Llegaron a Son Moix algo más de seiscientos mallorquinistas, cifra que contentará a unos y decepcionará a otros.
     
    Homenajes clandestinos
     El club está infrarepresentado en el palco y fuera de él. Causó vergüenza ajena que ningún directivo acompañara a los ciclistas Albert Torres y David Muntaner en el saque de honor. Tuvo que hacer de anfitriona una trabajadora del departamento de prensa. Por cierto, fue otro acto clandestino y organizado sin ganas. Antes era un orgullo ser homenajeado por el Mallorca, ahora es un marrón.
     
    Estar ya es un premio
     Úrsula Pueyo ha completado su segunda participación en unos Juegos Paralímpicos de Invierno. Ha sido un concurso muy discreto a nivel deportivo, pero la esquiadora de Esporles ha conseguido que Mallorca vuelva a estar pendiente de una cita que normalmente no merecería ninguna atención en la isla. 

    Ganas de baloncesto
    El Palma está logrando canalizar las ganas de baloncesto que había en la isla. Ha encontrado en Son Moix un hábitat ideal en el que se siente cómodo y reúne a un destacable número de espectadores. Así es más fácil ilusionarse con el ascenso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook