Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 21
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los apuros del entrenador ‘top’

    El hastío que transmite Caparrós en cada una de sus comparecencias públicas le descalifica como el entrenador indicado para revertir la situación
     
    Joaquín Caparrós debería esmerarse más por explicar qué les ocurre a sus futbolistas. Porque el hastío y la amargura que transmite en cada una de sus comparecencias públicas, antes y después de los partidos, le descalifican como un entrenador capacitado para reconducir la situación. Al margen de lo que pueda suceder con su continuidad en el banquillo en los próximos partidos, se esperaba mucho más de un entrenador ‘top’, como diría José Mourinho. Porque los casi dos millones de euros que se reparte con sus ayudantes son un lujo para el Mallorca. Llorenç Serra Ferrer y Jaume Cladera lo justificaron en su día con el siguiente argumento: “Compramos la permanencia”. Otro error de cálculo.
     
    La afición reniega de su antiguo mesías
    Caparrós lo tiene crudo ahora que el mallorquinismo, resignado y conformista por definición, se ha puesto de acuerdo para pedir su cabeza. Y es que el problema del fútbol es la desmesura. Hasta hace poco tiempo el utrerano era una especie de Mesías al que se le perdonaba todo, como si su discurso cansino y su fútbol rácano no fueran marca de la casa desde el primer día. Con Caparrós en el banquillo soportar un partido del Mallorca ha sido casi siempre una heroicidad y un acto de afirmación mallorquinista. Y este curso, sin la coartada de los resultados y sin nada en la chistera para intentar remontar, su continuidad está más que en duda. Es cierto que la imagen del equipo mejoró ante el Valladolid y el Espanyol. Pero también lo es que esos dos partidos se perdieron, entre otras cosas, por su negativa a dar un paso adelante cuando tenía a sus rivales contra las cuerdas. Málaga y Real Sociedad le enterrarán o le concederán un indulto temporal.
     
    El filial, ¿dos descensos consecutivos?
    Todavía hay margen para arreglar el estropicio del primer equipo, pero el filial huele a cadáver. Mucho tienen que cambiar las cosas para que el Mallorca B eluda un segundo descenso consecutivo, un fracaso sin paliativos para un proyecto que arrancó presumiendo de cantera. Claro que siempre quedará el recurso de volver a pagar 400.000 euros para comprar una plaza. En fin, Son Bibiloni nunca fue La Masia, por mucha propaganda que hubiera al respecto. 
     
    Fútbol + políticos = estafa
    En nombre de la austeridad está permitido despedir médicos y profesores, pero una administración pública todavía puede comprar un club de fútbol. Es lo que ha hecho la Generalitat valenciana haciéndose cargo de una deuda de 86 millones de euros que el Valencia tiene contraída con Bankia. Así que desde hace unos días todos los valencianos, les guste el fútbol o no, sean del Valencia o del Levante, se han convertido en pagadores de la entidad ‘ché’. 
     
    ¿Dónde estaba la UCI?
    Lance Armstrong confirmó en horario de máxima audiencia lo que todos sabían: que sus siete Tours de Francia han sido una gran mentira. Pero independientemente de esa certeza, la confesión del exciclista ha dejado en ridículo a la UCI, que jamás detectó rastro de la EPO y las transfusiones de sangre  en los casi trescientos controles antidopaje a los que se sometió Armstrong mientras ganaba un Tour detrás de otro. Las sospechas sobre el texano empezaron con una investigación policial y algunos soplos, mientras los responsables de la UCI ponían cara de tontos. 
     
    Mal trago para el Fisiomedia y el Palma
    La temporada para los equipos mallorquines no presagia nada bueno. El Fisiomedia y el Palma Air Europa, los dos únicos clubes que presentaron proyectos ilusionantes, han recorrido el ecuador del curso hundidos en sus respectivas competiciones.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook