Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 16
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fracaso compartido

    El bloqueo institucional permite que Oltra siga siendo hoy entrenador del Mallorca. Y Biel Cerdà, presidente. Y Serra Ferrer, director deportivo

    En el momento de escribir estas líneas José Luis Oltra sigue siendo entrenador del Mallorca; Biel Cerdà, presidente; y Serra Ferrer, director deportivo. Tres nombres que son sinónimo de fracaso y el del pollencí, además, de indignidad. A estas alturas toda Mallorca sabe que Serra Ferrer quiere destituir al técnico, pero todavía no se lo ha comunicado oficialmente a ninguno de sus compañeros del Consejo. Con su actitud el pobler solo contribuye a enredar más la madeja, pero en esta situación Claassen debería dejarse de formalismos y dar un paso adelante. El alemán siempre ha reclamado una gestión colegiada en la que todos pudieran opinar y tomar decisiones. Ahora se le presenta una gran oportunidad y si el director deportivo no da el paso, deberá darlo él. Sería un disparate que por la incomunicación que reina entre los consejeros Oltra se siente en el banquillo en Miranda. Lo que nos lleva a una pregunta muy interesante: ¿En quién ha pensado Serra Ferrer para relevar al técnico valenciano?

    El plan b: dar pena
    Cuando se dice que el Mallorca es el club con mayor presupuesto de Segunda División significa que sus futbolistas son los mejor pagados. Esos mismos jugadores que bajan los brazos al primer contratiempo, que no tienen el menor espíritu competitivo y a los que, según Oltra, les pesa la presión. Pues si lo que quieren es dar pena, lo han conseguido. Esta semana Emilio Nsue, futbolista representado por el hijo de Serra Ferrer y quien más minutos acumula sobre el terreno de juego, se quejó de que se exigiera al equipo ocupar una de las dos primeras plazas de la clasificación. O el ídolo guineano no ha entendido nada, o ya se prepara el terreno para presentar como un gran triunfo acabar la Liga en sexta posición.

    Son unos héroes
    Acabar la Liga en sexta posición no sería precisamente una heroicidad, teniendo en cuenta que esta va a ser la promoción de ascenso más barata de la historia. Hace diez jornadas el Mallorca era séptimo, a un punto del play-off. Desde entonces el grupo de Oltra ha sumado once de los treinta puntos en juego, una estadística lamentable pero que apenas ha penalizado a los bermellones, que acaban esta jornada a dos de la promoción. Esta es la triste realidad de la Segunda División, donde solo merecen un aplauso el Eibar y un puñado de equipos que con un presupuesto irrisorio están vendiendo muy cara su piel para eludir las posiciones de descenso. El resto, empezando por este deprimente Mallorca, juegan un simulacro de competición.  Sangran los oídos cuando técnico y futbolistas presumen de estar a tiro de piedra de la promoción, como si el mérito fuera suyo.

    Zink
    Entre los muchos desatinos que protagonizó Biel Cerdà cuando creyó ser Napoleón y gobernó el club con puño de hierro, hay que destacar su política de externalizar servicios. Por ejemplo, cuando puso el departamento de prensa en manos de Zink, una empresa que se volcó en la exaltación de la figura de Cerdà y en censurar las informaciones y opiniones disidentes. Su responsable, Nuria Amat, cambió la contraseña del Facebook oficial del Mallorca antes de ser despedida y se negó a revelar la nueva clave. Más despropósitos no caben.

    Idioteces
     Que un idiota lance un mechero a la cara de un futbolista solo está castigado con 600 euros de multa. Ayer en El Madrigal otro idiota encendió una bomba de gas lacrimógeno. Si Competición cree que estos comportamientos merecen sanciones tan ridículas, muy pronto los estadios se van a llenar de otros idiotas que se sentirán impunes para hacer lo que quieran.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook