Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 04
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En barrena

    El Real Mallorca se ha sumergido en un océano de ansiedad, el peor enemigo de un equipo de fútbol. Cinco derrotas consecutivas son un fardo muy pesado para unos futbolistas que a menudo rinden en función de su estado anímico. Y ahora está por los suelos. Joaquín Caparrós está en su derecho de apelar a la supuesta injusticia del resultado en Riazor mientras no se le escape el verdadero problema de su equipo: la pérdida del gen competitivo que él mismo implantó a su llegada al banquillo bermellón. Porque si no resulta inexplicable haber encajado una derrota ante un conjunto tan limitado como el Deportivo, el peor rival con el que se han cruzado los rojillos este curso. Y ni por esas se ha ganado.

    Confusión
    Y con cada derrota que encaja el equipo más confusión se traslada desde el banquillo. Gio y Fontàs, titulares desde su debut, volvieron al banquillo en Riazor. A Pereira su apatía durante todo el curso solo le ha costado la suplencia un partido. Mientras que Martí sigue sin dar un solo argumento para ser titular. Las bajas de Nunes, Antonio López, Javi Márquez y Joao Víctor han mermado notablemente el potencial del equipo. Y los que tienen que tirar del carro, o no están a la altura, o directamente se esconden. Son atenuantes para un Caparrós que maneja un barco a la deriva. Pero no le eximen de su obligación de encontrar soluciones que no llegan.

    Malos presagios
    De cualquier modo, se hace muy difícil pensar que esta plantilla vaya a pasar apuros para mantener la categoría. Muchos de los lesionados estarán a punto para la segunda vuelta y los nuevos ya estarán rodados. Pero a día de hoy el equipo está sumido en una grave crisis deportiva de la que no se adivina la salida. Con la visita del Barcelona el próximo domingo se perfila la sexta derrota consecutiva, para qué nos vamos a engañar. Y las dos visitas consecutivas a Vigo y Vallecas tampoco presagian nada bueno.

    Festival del bostezo
    Hay pocas cosas tan tediosas en este mundo como unos dieciseisavos de Copa del Rey a doble partido. Ya que a los clubes de Primera les da tanta pereza la competición, que vuelva a jugarse a un solo partido y nos ahorramos noventa minutos de bostezos. Solo de pensar que Mallorca y Deportivo tienen que jugar la vuelta entra sueño.

    Lorenzo y Mallorca
    Una multitud recibió a Jorge Lorenzo el viernes en el aeropuerto de El Prat para homenajearle por su segundo Mundial de MotoGP. El piloto no tiene previsto pisar Mallorca hasta que no termine la competición en Cheste. Antes de criticar su aparente desidia por venir a su isla natal, habría que preguntarse si el Govern piensa preparar algo para recibirle. Lo cierto es que Lorenzo ha mantenido siempre una relación distante con Mallorca. Él es así. Y seguro que su padre no ayuda con sus comentarios rayanos en la xenofobia contra la lengua propia de Balears.

    Sueños de grandeza
    El Open Pla y el Bàsquet Mallorca tuvieron que suspender su partido porque después de las lluvias caídas la pista estaba húmeda. José Ramón Bauzá, exalcalde de Marratxí y ahora presidente del Govern, prometió hace tiempo un pabellón nuevo que por supuesto nunca ha llegado a construirse. No hay dinero, pero sí mucha imaginación para prometer circuitos de Fórmula Uno y apartamentos flotantes para deportistas. Mientras el presidente deja volar su imaginación y se gasta el dinero en ferias y maquetas, el Open Pla tendrá que buscarse la vida cada vez que llueva.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook