Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 20
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Desatados

    Cuando el Mallorca se desata demuestra que tiene mucho más de lo que deja adivinar en la mayoría de los partidos en los que acaba varado por su propia vulgaridad. Los bermellones fueron ayer un colectivo ambicioso, no se sabe si por la acción de los futbolistas o por la de su entrenador, que por fin se ha convencido de que echarse atrás cuando el equipo se adelanta en el marcador acaba conduciendo a regalar los puntos. Cuando quiere este equipo tiene una pegada letal, capitalizada por un Gonzalo Castro que está exprimiendo sus últimas gotas de talento en el Mallorca.

    La mejor víctima posible
    La afición mascará largo tiempo este triunfo. Aunque los futbolistas pasaran página rápidamente a aquel agravio que supuso la exclusión de la Liga Europa, el mallorquinismo se resistía a olvidar. Es muy difícil marcar cuatro goles en una Liga tan igualada y el equipo seleccionó a la mejor víctima posible.

    Ni están, ni se les espera
    La experiencia demuestra que hay que ser muy prudente a la hora de hacer vaticinios sobre este Mallorca. Sí parece claro a estas alturas de la temporada que a los jugadores que no están, tampoco se les espera. Caso de Alfaro, Ogunjimi y Zuiverloon, los tres fichajes estivales que iban a suponer un salto de calidad en una plantilla mermada.

    Un cambio lento
    Cuando antes se salve el equipo, antes se despejará el camino hacia un cambio de propiedad y este club podrá a aspirar a ser una institución normal. Es solo cuestión de tiempo, aunque en el Mallorca todo se cocina a fuego lento.

    No podían evitarlo
    Se consumó el ridículo. El Govern balear llevará el caso de los guiñoles franceses al Parlament, el ministro de Deportes calificó sus sátiras de “xenofobia” y la Federación española de tenis les demandará por “atacar a todo un país”. La fórmula es simple: populismo + provincianismo = estupidez. No hace falta hacer más comentarios.
    hacienda somos todos
     Todo esto pasa porque en el deporte en general sobra patriotismo y falta coherencia. Rafel Nadal, por ejemplo, no desaprovecha una ocasión para afirmar su sentimiento español y envolverse en la bandera. Pero su patriotismo acaba donde empieza su bolsillo. Montó un entramado de sociedades en el País Vasco para pagar una cantidad ridícula de impuestos por su enorme –y bien ganada– fortuna. Hacienda le ha puesto las cuentas en orden. Celebramos que desde ahora Nadal contribuya a construir las carreteras, hospitales y escuelas que todos disfrutamos y tenemos la obligación de pagar.

    Un pobre consuelo
    Joan Llaneras ganó el primer Cornelius Atticus de Javier Morente como director general de Deportes. Un tipo de sonrisa fácil que no paró de lamentar las estrecheces económicas que sufre su departamento (y por extensión, muchos clubes que están en riesgo de desaparecer). No siempre fue así. En los buenos tiempos entraba el dinero a espuertas. Y salía tan rápido como entraba. Hoy aquellos dirigentes desfilan por los juzgados. Un pobre consuelo. Pero consuelo al fin y al cabo.
     
    Que viene, que viene
    No hay mucha diferencia entre ser seleccionador de Gales y entrenar a un equipo de Segunda B con aspiraciones de subir. Gustavo Siviero se la juega. Fernando Crespí no permitirá que su ‘glorioso’ Baleares pierda lustre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook