Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Cuál es el plan?

    El fin justifica los medios, así que buenos son los tres puntos del Villamarín. Pero en algún momento habrá que jugar a fútbol, eso que tanto desprecia Caparrós

    La inesperada victoria ante el Betis supone sumar tres puntos y quitarse el complejo de inferioridad. La recobrada confianza ayudará en la vuelta de la competición. Pero como que es muy improbable que vuelva a haber una conjunción de fortuna y ayudas arbitrales tan manifiesta como la del Villamarín, hay que concluir que para volver a saborear una victoria será necesario jugar al fútbol, eso que tanto desprecia Joaquín Caparrós. Al Betis le pudo el mal de altura y estuvo muy por debajo de la temporada que está haciendo, pero es cierto lo que dijo Pepe Mel, que el Mallorca había tenido una oportunidad y había marcado dos goles. Tal como estaba el equipo, el fin justifica los medios. Pero esa coartada no vale para la segunda vuelta.

    Rezar al 0-0
    Joaquín Caparrós es un apóstol del resultadismo, uno de esos entrenadores que se plantean este deporte como un mero ejercicio de resistencia, algo parecido a una agonía. Un fútbol de mínimos en el que cuanto menos hagas, menos riesgos asumirás y menos errores cometerás. Marcar goles no es una obligación, es un incordio, así que es preferible regalar la pelota al contrario y rezarle a ese 0-0 inicial que resplandece en el marcador. Esta pobre propuesta valía en las cinco primeras jornadas, cuando el equipo ganaba y no jugaba a nada; y a partir de la sexta, cuando dejó de ganar y seguía sin jugar a nada.

    Sumar, sumar y sumar
    El problema es que el utrerano no tiene un plan. Al principio fue el ‘apretar’ y ahora es el ‘sumar’. Está bien que base parte de su magisterio como entrenador en la cultura del esfuerzo y del trabajo. Pero eso vale tanto para entrenar a un equipo de fútbol como para dirigir una fábrica de tornillos. Y casi siempre el Mallorca es tan aburrido como un tornillo.

    Una grave irresponsabilidad
    La estrategia del Mallorca para defenderse de la demanda del G30 pasa de momento por cuestionar la legitimidad del tribunal de arbitraje, se supone que para ganar tiempo o para acabar en la justicia ordinaria. Da igual. Nunca se tendría que haber llegado a este punto. Fue una tremenda irresponsabilidad romper unilateralmente con el G30 para pasarse a Sogecable. Los gestores de un club que acaba de salir de un concurso de acreedores están obligados a obrar con el máximo celo. Y haber puesto al Mallorca ante una demanda de diez millones de euros y otra por la misma cantidad que está al caer es imperdonable. Pero no todos los consejeros fueron unos irresponsables. Terrasa, Claassen y Roig no votaron el cambio.

    A Crespí ya no le gusta su juguete
    Fernando Crespí ya está de vuelta en esto del Atlético Baleares, pero mientras cumple su promesa de irse, esa que tantas veces ha anunciado, ha decidido ir dinamitando lo poco que quedaba de ese carísimo juguete que Cursach puso en sus manos y del que tanto llegó a presumir. En verano Crespí fulminó de mala manera a Antoñito y el sábado hizo lo mismo con Jesús Perera, por lo que ya no queda nada de su “mejor delantera de Palma”. Perera marcó, se duchó y fue despedido. Otra víctima de un presidente que se comporta como un jeque caprichoso.

    Mallorca quiere fútbol sala
     Hay que felicitarse por el hecho de que el Fisiomedia mantenga su tirón. El rival, el Barcelona, fue un aliciente para que más de 5.000 personas vieran el partido en el Palma Arena. Pero el conjunto manacorí suele reunir a varios miles de asistentes cada partido en casa. A los mallorquines les gusta el fútbol sala y ojalá el Fisiomedia esté en lo más alto muchos años más.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook