Blog 
Preferiría no hacerlo
RSS - Blog de Jaume Bauzá

El autor

Blog Preferiría no hacerlo - Jaume Bauzá

Jaume Bauzá


Archivo

  • 13
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿A qué juegan?

    Perder en Málaga no es un problema; sí lo es no saber competir. El Mallorca de Joaquín Caparrós practica un fútbol horroroso, pero es incluso más grave no saber a qué juega. No hay más plan que asfixiar la creatividad del rival y encomendarse a marcar en un contragolpe afortunado o a balón parado. Con Michael Laudrup el equipo tenía una identidad. Ahora no la tiene y además persiste la misma discontinuidad en el juego, esos momentos en los que los futbolistas se dejan llevar bailando al son de la música que toca el rival.

    Las dudas de Aouate
    El equipo es además más endeble que la pasada temporada porque algunos de los puntales empiezan a agrietarse. Es el caso de Aouate, que sigue con la lenta decadencia que inició la pasada temporada. Caparrós puso el acento en los dos goles “infantiles” encajados en La Rosaleda. Fue una manera elegante de señalar al israelí, sin olvidarse de una defensa que ayer tiritó más de la cuenta.

    Caparrós, el enterrador
    Hace tiempo Joaquín Caparrós empezó a echar paladas de tierra sobre Zuiverloon y ayer le enterró definitivamente. El técnico se empeña en decir que no hay ningún problema entre él y el futbolista, pero los hechos le desmienten cuando prefiere situar en el lateral derecho a su quinto central. Zuiverloon ha tocado fondo, pero al menos vino gratis. No como Ogunjimi, un futbolista insustancial por el que Serra Ferrer pagó 2,7 millones de euros. Habrá que darle más tiempo. Mientras tanto, en el Genk siguen brindando por el excelente negocio que han hecho.

    Tic, tac
    Utz Claassen lo tiene claro. ¿Se atreverá a dar el paso?

    Patriotismo barato
    El humor de los franceses no está a la altura de su literatura, pero tiene gracia. También la tiene, y mucha, que medio Gobierno español salga a replicar a unos guiñoles. En estos casos siempre es fácil apelar al patriotismo barato porque da votos y además sirve para ocultar otras miserias. A mí solo me interesan las opiniones de los afectados. Nadal, por ejemplo, tiene razón al enfadarse cuando se ve caricaturizado con una jeringuilla. Es de mal gusto,  pero la libertad de expresión ampara ese tipo de manifestaciones y eso es intocable. En favor de los guiñoles hay que decir que con los suyos son más crueles que con los foráneos. En su día representaron a Virenque, entonces un ídolo nacional, con decenas de jeringuillas clavadas en su cuerpo. Esto recuerda la gran pérdida que supuso que los guiñoles españoles se cayeran de la programación.

    El caso Contador, indescifrable
    Esta polémica ha dejado en un segundo plano la condena por dopaje a Alberto Contador. Mosquea que fuera de España –y no solo en Francia– la decisión del TAS haya recibido una aplauso generalizado, mientras que aquí el ciclista haya recibido un apoyo casi unánime. Hay mucho 'hooliganismo' dentro y fuera de nuestras fronteras y así es imposible separar el grano de la paja.

    El ‘glorioso’ Baleares es otro mundo
    Gustavo Siviero debería ser el entrenador menos cuestionado de todas las categorías  del fútbol profesional, pero en el ‘Glorioso’ Baleares de Fernando Crespí las cosas funcionan de otra manera. En la Vía de Cintura soplan vientos de grandeza y fantasean con la contratación de John Benjamin Toshack, que la semana pasada presenció en directo el encuentro ante el Sant Andreu y el Baleares. Ayer los palmesanos ganaron y Siviero respira una semana más, pero Crespí ya tiene a punto la guillotina.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook