Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 07
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Jane Eyre' - Cenizas

    El drama romántico de época ha sufrido en los últimos años un considerable aumento en la lista de preferencias del público. Con la dupla Joe Wright/Keira Knightley como principales culpables en sus dos magníficas colaboraciones, ‘Orgullo y prejuicio’ y, sobre todo, ‘Expiación’, este género ha sabido adaptarse a los tiempos a través del clasicismo más reconocible. El romanticismo sutil y contenido de ambas propuestas elevó el nivel de calidad de un tipo de cine que se había visto resignado a servir como mero contexto para cintas de aventuras. Y, aunque esa tendencia no haya disminuido, lo cierto es que el estreno de una película como ‘Jane Eyre’ supone una vuelta de tuerca, otra mirada, igual de apasionada pero mucho más oscura, al cine de época. La otra cara de la moneda.

    Esta nueva adaptación del clásico de Charlotte Brontë juega la baza de su doble vertiente argumental con un ritmo algo irregular que no sirve, en absoluto, para despreciar sus notables logros. Mejor cuando se plantea como cuento gótico, flirteando incluso con el terror, ‘Jane Eyre’ se enfrenta a su descorazonador mensaje romántico con una extraña frialdad, repleta de una singular belleza ejemplificada en el excelso trabajo de fotografía de Adriano Goldman y la banda sonora compuesta por Dario Marianelli. El director Cary Fukunaga rueda con sutileza una historia avanzada a su tiempo, con un personaje central interpretado de manera sobresaliente por Mia Wasikowska, la Alicia de Tim Burton, que confirma con esta película su paso, no solo al cine adulto, sino a la de jóvenes promesas que se convierten en realidad. La evolución implícita de su personaje encuentra el reflejo exacto en sus gestos y, sobre todo, miradas, ese lugar donde se esconden todos los sentimientos de una película como ‘Jane Eyre’. A su lado, Michael Fassbender se confirma, por si todavía no lo había hecho, como justificado actor de moda, intérprete versátil y siempre acertado, iluminado en su selección de trabajos. Aquí vuelve a estar indiscutible como el enigmático Edward Rochester.

    Con una atmósfera cautivadora y una presentación de personajes perfecta, ‘Jane Eyre’, no conseguirá, seguro, el éxito de las dos cintas de Wright mencionadas al inicio de esta crítica, pero ofrecerá otra perspectiva, igual de sensible y poética, que aquellas pero aportando toda la oscuridad, intriga, misterio y dolor que acumula una historia tan arrebatadora como la que aquí se cuenta. Triunfo basado en la intensa visión de lo que queda después del romance, de las cenizas que dejan las decisiones más importantes, las huidas y los regresos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook