Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 07
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Eva' - Secreto a medias

    "Es tan buena que no parece una película española". Esa afirmación tan temida y denostada por todos aquellos responsables del cine patrio es un arma de doble filo. Por un lado, nace como demostración de orgullo, como reivindicación de que en nuestro país se pueden realizar trabajos a la altura del de otros países, principalmente el estadounidense, por referente, pero también esconde un nivel de presión alto, una excusa perfecta para reiterar la ‘insalvable’ distancia que existe a nivel cualitativo entre nuestra cinematografía y la de los demás, algo que muchos aprovechan para denostar gran parte del cine que se hace en este país. Salvo honrosas excepciones, la mayoría de ellas firmadas por nuestros cineastas más reconocidos, Almodóvar y Amenábar principalmente, son pocas las películas que se salvan de las críticas o, lo que es más preocupante, son capaces de esquivar la indiferencia del público. ‘Eva', debut del director barcelonés Kike Maíllo, convenció a ambos sectores tras su paso por los festivales de Venecia y Sitges, lo que aumentó las expectativas algo que, en esta ocasión, juega en contra de esta historia de amor, secretos y robots.

    Ambientada en un 2041 que, excepto algunos detalles tecnológicos, poco se diferencia de nuestro día a día, Maíllo presenta un triángulo amoroso, con niña encantadora de por medio, que cae en exceso en el tópico y cuya, pretendida o no, frialdad anula cualquier atisbo de emoción, la cual, por cierto, se busca con insistencia, en especial en un tramo final donde se suceden las grandes ‘revelaciones’ que esconde un guión irregular y previsible. Aquí es donde encontramos el factor que hiere de muerte a ‘Eva', la ausencia de factor sorpresa, lo mal que se esconde el secreto que da sentido a la película y que cualquier espectador con un poco de atención en los detalles podrá descubrir sin demasiada dificultad. De este modo, y aunque el precioso epílogo intente repararlo, el desenlace carece del impacto necesario como para justificar el misterio creado.

    La influencia de películas como ‘El hombre bicentenario’, ‘Blade Runner’ o, la más evidente, ‘Inteligencia Artificial’, ‘Eva’ está, sin embargo, contada con una elegancia y buen gusto ejemplar, sin caer en torpes efectismos visuales, logros que sitúan a Kike Maíllo como un director a tener en cuenta, valiente en la forma, aunque algo torpe en el manejo del contenido. Apoyado por un gran trabajo interpretativo de Marta Atura y, especialmente, de la encantadora Claudia Vega, a la que también habrá que seguir sus pasos con atención, el trabajo de Maíllo tras las cámaras es lo más destacable de una película que podría haber sido memorable pero que se queda en aceptable. Poco bagaje para una de esas películas que podría haber sido ‘tan buena que no parece española’.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook