Blog 
Odontología consciente e integrativa
RSS - Blog de Josep Grau

El autor

Blog Odontología consciente e integrativa  - Josep Grau

Josep Grau

Escojo nacer en el eixample de Barcelona, delante del Seminario y detrás de la Universidad, (religión y ciencia en ángulo de 90 grados cuyo vértice coincidía en mi casa) con un padre protésico dental, una madre diseñadora industrial, ya tenía mucho avanzado. El abuelo paterno ebanista, el abuelo mat...

Sobre este blog de Salud

Sin expectativas, solo ante el teclado y con las reflexiones generadas durante el día escribo para mi, sabiendo que es el mejor camino para comunicar. ...


Archivo

  • 03
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Premisas para una nueva Odontología

    Palma 3 de diciembre del 2014

    Me estreno en el blog al que tan amablemente me ha invitado a colaborar el Diario de Mallorca, consciente del alcance del medio, líder en comunicación digital, y del tiempo que nos toca vivir, al que la Odontología, como la Medicina, no es ajena.

    Aclaro antes, que cuando hablo de Odontología, hablo tanto de  Odontólogos o Dentistas, como de Odontotécnicos o Protésicos  Dentales  y de Higienistas, Enfermería y personal auxiliar

    Somos una parte de la medicina, clínica o  técnica, que en un momento determinado y con las técnicas adecuadas puede permitir saber el estado de la persona, en muchos aspectos de su vida, física, emocional y espiritual, solo observando y tratando sus dientes y su entorno óseo y muscular. Porque también hablando de información, la parte contiene el todo.

    No olvidemos que el Universo esta compuesto de fractales holográficos que se ordenan y construyen la materia siguiendo unos patrones geométricos específicos y predecibles, aunque infinitos. Por lo tanto la información que nos proporciona la boca, teniendo los debidos conocimientos, permite analizar a la persona y su problemática para ayudarla.

    Es tiempo de magia y no de ilusionismo, es tiempo de transparencia y comunicación, es tiempo de retirar el velo de la mentira que ha cubierto todos los ordenes de la vida desde hace, como poco,  unas decenas de siglos.

    Y es tiempo de hacerlo sin juzgar, con la consciencia de que todo lo que ha pasado es justo y perfecto, porque moviendo un solo parámetro no habríamos llegado a donde estamos.

    ¿Y donde estamos? Creo que en una encrucijada, provocada por nuestra incipiente madurez y el repentino despertar de unos cuantos que empujan a unos muchos.

    Debatiéndonos entre seguir por este mundo conocido que nos ha sido creado para la comodidad y el aislamiento, o crear nosotros mismos una nueva realidad en la que somos los perpetuos creadores.

    Para el cambio se necesita hacer un reset a todo lo aprendido y tomar ejemplo de los nuevos maestros de este tiempo, y como ejemplo están los nuevos niños, la nueva física, la nueva biología, entre otras, que tanta luz nos tienen que aportar.

    Un nuevo mundo en el que se enseñe a los adolescentes que el objetivo es ser feliz, y vivir la ayuda y la colaboración y NO la competividad, el estatus y el dinero. Que es primero disfrutar con lo que haces y no cambiarlo por una forzada nómina, a la hora de elegir tu papel en la sociedad.

    La juventud ya entiende que no se puede servir incondicionalmente a un sistema que te etiqueta como si tu mismo fueras un  producto de consumo, y te obliga, a la vez, a que seas un gran consumidor de lo que te vendan.  

    Jiddu Krishnamurti dijo hace casi un siglo 'No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma'   y midiendo en términos de salud, en un siglo nuestra sociedad, ha pasado de una sepsis moderada al fracaso multiorgánico actual.

    La nueva Odontología debe basarse en ampliar su espectro de métodos y convertirse en una actividad médica más amplia. Primar el compromiso al servicio, antes que al compromiso a la cuenta de resultados. No debería ser una empresa más, forzada por el afán recaudatorio del sistema, que llevara a la ruina a todas las empresas. El  Padre Dinero se ha convertido a la vez en religión y en justificación, y esto tampoco es sano.

    El dinero es una energía neutra, sirve para cubrir necesidades y para emprender y mantener proyectos, pero no puede ser el objetivo primero. La primera premisa de un profesional de la salud, es disfrutar con lo que hace, porque le pondrá pasión y empeño en su trabajo, con esta energía se puede plantear la ayuda a los demás, el verdadero objetivo de todo humano.

    Con estas premisas, la pasión y la ayuda, el dinero viene por añadidura, pero no por ventas, no por tarifas, ni regalos, ni publicidad, ni ofertas. Viene por convencimiento del propio paciente-cliente que ha sido seducido por el entusiasmo y la falta de expectativas de recompensa del profesional al hacer su trabajo. Solo ha visto la disposición por el servicio y la entrega, y eso siempre se premia con agradecimiento.

    Ampliar el espectro de aplicaciones es ampliar el concepto y la conciencia de medicina al tratar al paciente como un todo y no una parte, y con ello realizar una odontología integrativa.

    Sobre todo corregir el concepto, para que pase de ser una medicina de la enfermedad a ser una ciencia de la salud, integrando todas las medicinas posibles, desde las más densas a las más sutiles, como lo exprese en mi conferencia del día 4 de Junio del 14 en el Club del Diario de Mallorca “Propuestas para una nueva Odontología”.

    Pero de cómo integramos la medicina tradicional y energética en la Odontología lo hablaremos en la próxima entrada de este blog.

    Un fuerte abrazo

    Josep Grau

    www.josep-grau.com

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook