Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 27
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sin arrebato

    La primera vez que Susana asistió a una procesión de Semana Santa en Ciutat se quedó sorprendida de que el público asistente sólo veía la procesión. La gente está en la calle, de pie, hablando con los que están a su lado, sin sobrecogerse, me decía, sin apenas una mirada de arrebato, o de recogimiento. Ella estaba impregnada de entusiasmo, y miraba activamente, y  a pesar de su agnosticismo se sentía partícipe de la corriente humana que se contagia del significado de la celebración. Sin embargo, el espíritu de Ciutat parece residir en la indiferencia como método, como si tuviésemos capacidad moral para ser imparciales. Con el tiempo, esta manera de no participar, es decir: de asistir a las procesiones como si fuera una costumbre más, me ha servido para descubrir que Ciutat es un lugar en el que lo que ocurre no determina la conciencia de los ciudadanos: asistimos al transcurso de la vida desde un escepticismo que nos permite saborear los acontecimientos como algo que nos turba sólo en parte, pero casi nunca radicalmente. Los hechos no nos afectan de raíz, sino tan sólo en el borde de nuestra razón, que gobierna la moderación de los sentidos, nunca voluntariamente dispuestos a expresarse en los extremos. En esta frialdad, me decía Susana, no puede haber verdades que lo transporten a  uno hacia la exaltación o el entusiasmo, y los hechos se suceden unos a otros como si lo que ocurre pudiera ser contempaldo eternamente desde la barrera, sin implicación alguna. Años después de aquellas observaciones apenas he notado cambio alguno, y he acabado por pensar que ese aliño de indiferencia y moderación es la característica más definitoria de Ciutat. Es una manera de sobrevivir, como si más allá del mar estuvieran los extravagantes extremos, que observamos de lejos, con displicencia y rubor. Aunque la complejidad del mundo contemporáneo quizás determinará, más pronto que tarde, una mutación genética de las nuevas generaciones, que tendrán que enfrentarse a retos que exigirán una fuerte voluntad de expresión.

    Motivo: Como si tuviésemos / capacidad moral para ser imparciales (versos de Robert Lowell, en el poema Universidad de Luisiana en 1940)

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook