Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 05
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ciutat

    Saber algo más

    Está claro que entro en Babel y me siento arropado por los libros que dan calidez y valor, como en este comienzo de año en que los colores de la tarde son casi interiores. Es decir: interiorizo los colores de la calle y los transporto aferrados al cuerpo, las hojas de los árboles que se están cayendo debido a este viento de otoño que ha llegado a principios de invierno. En las librerías se agitan los sentimientos de concentración y de silencio que necesitamos para aclararnos, para intentar acercarnos a una comprensión del mundo que nos rodea. ¿Cómo podemos saber algo más? Empezamos a caminar de madrugada y no nos apetece dejar de hacerlo. Ciutat es un espacio que se presta al encanto del invierno, a las diferentes maneras de mirar: no tan sólo la experiencia de vivir sin más, no: es la razón que nos exige pasar cerca de los lugares más queridos para revivirlos. O para sacarles brillo. No es fácil conocer una ciudad como Ciutat. La experiencia de los otros es incomunicable. Cada cual está expuesto a las simplificaciones y a los efectos devastadores de la mediocridad mental. Me gusta dejarme llevar por lo que las calles me comunican. El hombre es sociable por naturaleza. La naturaleza de los seres humanos es su sociabilidad. Por esto vivimos a gusto en las ciudades. No se puede intentar saber algo más acerca de uno mismo sin una ciudad que nos abra las puertas. Y con el Mundo a nuestro lado, rodeándonos.

     

    Motivo: Babel, tarde de lunes, mucha gente comprando para el Día de Reyes 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook