Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Protagonistas fugaces

    Alguien está de pie, inmóvil, en la Plaza Gomila. Es de noche, viajo en autobús, y contemplo Ciutat como si viera imágenes sucesivas de una película cuyos protagonitas pasan fugazmente y desaparecen sin dejar rastro. El que permanece inmóvil tiene una pierna apoyada en la pared. A unos metros de él hay dos jóvenes que hablan. Llamar plaza a este espacio es una metáfora que se nutre de la historia de hace 40 años, más o menos. Ahora es un paso sombrío, la puerta que da acceso a una parte de la calle de Joan Miró en la que hay locales cerrados, alguna oficina bancaria con los letreros iluminados, bares que no parece posible que puedan abrir de nuevo. Desde la ventanilla se ven caminantes solitarios. Veo a uno que gira por una de las calles empinadas que suben al Terreno. Los edificios parecen extraídos de un museo de arquitectura residual. Y un palacete abandonado permanece entre la confusión como un superviviente que no quiere desaparecer del todo. En una pared un árbol proyecta una sombra muy densa. Las dos chicas jóvenes que están sentadas delante de mí envían mensajes a alguien que les contesta enseguida. No saben en qué parada se han de bajar. Dudan. En el último tramo aparecen las luces del centro comercial, que se convierte en el destino de mis dos acompañantes. Durante el viaje he estado mirando el paisaje urbano y oyendo en la memoria el clarinete de Pascual Martínez que interpretó el Concierto de Aaron Copland el viernes por la noche en el Teatro Principal. Es una música que endulza la mente cuando se busca algo que no se encuentra. No es sólo un consuelo, sino una explicación que hace encajar la dureza de un lugar como éste en la dulzura del clarinete. Entre la Plaza Gomila y Portopí se tiene la impresión de que todo sobrevive a duras penas, y que la mirada del ciudadano lo ha de ir recuperando con una voluntariosa benevolencia. 

     

    Motivo: Un trayecto en bus, de noche, entre la Plaza Gomila y Portopí

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook