Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 23
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Para no perderse

    Un paseo de La Latina a Lavapiés se convierte en un recorrido por callejuelas compartidas por ciudadanos de buena parte del mundo. He de llegar cuanto antes al teatro Valle Inclán porque dentro de poco empieza El duelo, de Chéjov. A este señor que se acerca le voy a preguntar cuál es el mejor atajo a Lavapiés. Me parece que es la persona indicada para ayudarme. Se mueve a paso lento, porque ya es mayor, pero de él se desprende un indudable aire de compenetración con la ciudad. Cuántas veces preguntamos a alguien que nos da indicaciones imprecisas. Le voy a decir cómo llegar, pero me tiene que acompañar usted en este repecho, y arriba le voy a indicar mucho mejor que desde aquí. Respira con dificultad, y se cansa, pero no se queja. Me indica, en efecto, con precisión, el atajo para llegar a Lavapiés, y al darle las gracias me responde: de gracias, nada, son 10 euros, y ya sé que es una broma graciosa, que él remarca con gracejo: ¡esto es lo que le cobraría un político por esta información! La clave es la calle Tribulete, que avanza en línea recta hasta el teatro, situado en el empiece de la calle Valencia, en donde creo recordar que vive Pili, que sabe tanto de la historia de Madrid. Ellos están ahí, los veo en seguida, en el centro de la plaza, sonrientes. Como falta aún un rato para el empiece de la obra, decidimos entrar en una pastelería en donde me como un tortel, esa sabrosa ensaimada madrileña. En las terrazas hay mucha gente, la luz colorea la ciudad y a la vez alegra la mirada. En los árboles no hay signo alguno de que haya llegado el otoño.

    Motivo: Madrid

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook