Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 08
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Madrid

    Paco Gómez en Madrid, hace años

    Miro las fotografías de Paco Gómez, y a la vez recuerdo. Cada fotografía puede ser una pequeña aventura si uno se arriesga a dejarse llevar por la emoción que le suscitan estas imágenes que bucean en los años cincuenta y sesenta. A veces uno no logra identificar el lugar concreto en el que un abuelo camina con su nieto cogido de la mano por un descampado. Quizás sea el Barrio del Pilar, o Entrevías, o Carabanchel. A sus espaldas se ve una urbanización nueva en la que quizás viven desde hace poco tiempo, aportando su granito de arena al imparable crecimiento de la periferia de Madrid. La fotografía es de 1959: aquel niño es de mi generación, y quién sabe si ahora es un vecino del Barrio del Pilar, o de Entrevías, o de Carabanchel. Las fotografías del grupo de La Palangana son el documento imprescindible para viajar por la España de aquellos años tan extraños. Los que nacieron después deberían ver estas fotografías. No tan sólo verlas sino mirarlas con interés para explorar cómo fue la vida de sus padres y de sus abuelos. La Carretera de Extremadura lamía solares a la espera de ser edificados, y un árbol solitario al lado de un camino era un ser que parecía exhalar un aire de resistente. La exploración del pasado es un misterio que en buena parte desvela la contemplación serena de estas fotografías. Pero hay que mirarlas sin tapujos para no olvidar de dónde venimos. Una fotografía de Ibiza se parece a otra de Turégano. Y esa mujer vestida de negro que está sentada delante de su casa encalada se parece como una gota de agua a otra gota de agua a esa otra mujer vestida de negro que camina por una calle empinada de Chinchón, en el sur de la provincia de Madrid. Las medianeras de la ciudad, esos edificios humildes que fueron derrumbados y sustituidos por otros más modernos, esos solares en los que aún pastaban las ovejas y las vacas: cuántas transformaciones son necesarias para entender la transición desde un mundo que aún permanecía arraigado en el siglo XIX al mundo gobernado por la tecnología en esos comienzos del XXI. Paco Gómez y sus amigos de La Palangana recorrieron estos parajes en unos años en los que su trabajo era incomprendido para la gran mayoría de españoles. No había sueños, y si los había han sido engullidos por la realidad implacable de estos tiempos que nos han correspondido. Mi padre me decía que mis sueños no eran más que un camino equivocado; y qué coño, tenía razón, dice José Sacristán. 

     

     

    Motivo: Paco Gómez. Canal de Isabel II. Madrid

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook