Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 21
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Autonomía

    Oficina de colocación familiar, y otros

    Después de llenar nuestros buzones de propaganda electoral (propaganda, no información) se olvidan de nosotros. Se dedican sólo a ellos, a su Oficina de Colocación Familiar. A mí me gustaría (y habría que exigírselo) que nos enviaran un estado de las cuentas de la Comunidad, firmado por el gobierno entrante y por el saliente: qué déficit tenemos, cuál es la deuda. Así sabríamos, al final de cada legislatura, a qué atenernos. Para los ciudadanos el Parlament se ha convertido en una caja de resonancia de la falta de pensamiento de nuestros representantes. Además de las grandes palabras de nuestra Presidenta habría que saber qué contienen esos deseos -porque no dejan de ser deseos- de supuestas mejoras. Qué van a hacer para que mejore la educación. Qué van a hacer para que mejore la sanidad. Han empezado con unos cuantos gestos populistas que originan debates insulsos: ¡la Presidenta del Parlament, en su primera reunión con el Rey, le pidió que se abrieran los jardines de Marivent! ¡Y lo comentó al salir de la reunión, como si hubiera realizado una proeza! Y en el Ajuntament de Palma, más de lo mismo: por qué no informan a los ciudadanos lo que se piensa hacer con los tres edificios abandonados: el de Gesa, Son Dureta y el Palacio de Congresos. En buena parte, quizás la culpa es nuestra: apenas hablamos de lo que es más importante para nuestra vida diaria; apenas hay debates serios en la prensa, que agita nuestros entendimientos con su afán de llamar la atención con los sucesos, en vez de fijar su punto de mira en lo esencial. Cuánto afán por resaltar lo accesorio, a costa de ocultar lo que importa verdaderamente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook