Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 25
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mallorca

    Max

    El trampantojo de Max Las vacaciones de los personajes literarios es esa gran ballena y una isla en el horizonte, y el pasajero de la ballena que piensa ¡Ojalá sea Mallorca!, y al leerlo y mirarlo desde la terraza del bar parece que la islita es una de las rocas de Illetes que de repente intuyo que podría ser un símbolo de todas las islas y de todos los pensamientos que en estos tiempos de contradicciones parecen impulsarnos a una explicación no convencional -véase por ejemplo lo que dice hoy Fernando Savater sobre Angela Merkel-. El dibujo de Marx sorprende y a la vez nos conmueve, porque nos lleva al tiempo en que veíamos la isla desde la cubierta de aquellos barcos repletos de estudiantes que regresaban a final de curso, envueltos en la nostalgia de Te deix, amor, la mar com a penyora, que aún resuena como un extravagante rosario de miradas melancólicas que han dejado de engañarnos. La experiencia nos ha de servir para algo: al fin y al cabo en este inventario de recuerdos que es una vida uno ha de dejar sus imágenes favoritas en el desván, para recuperarlas como si estuvieran a un palmo de la nada. El trampantojo de Max es una mirada renovada que nos lleva a la niñez, a aquellos viajes -¡viajes!- a cualquier playa de la isla, que entonces era remota, tan remota como cualquier imagen de Gustavo Doré en aquellos libros escasos que flotaban en las escasas bibliotecas de las escuelas públicas de nuestros pueblos. Quién sabe lo que hemos de buscar ahora, cuando apenas hay un destello de soledad buscada en el que no haya un ruido extraño que nos desborda. El pasajero de la ballena de Max está en nuestro corazón.

     

    Referencias:

    1.- Trampantojo 'Las vacaciones de los personajes literarios' de Max, Babelia, 25.07.15

    2.- Artículo de Fernando Savater, El País, 25.07.15

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook