Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 21
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los limpiabotas de la Gran Vía

    En la Gran Vía, arrimados a la pared, hay varios limpiabotas. De repente, al verlos, tengo la sensación de haber regresado a los tiempos de mi servicio militar, y que los transeúntes son también los de entonces. Un rápido parpadeo me convence de lo absurdo que es lo que acabo de imaginar, pero la coexistencia de épocas diferentes es uno de los signos más característicos de esta crisis. Un hombre de barbas blancas espera en el otro lado del paso de peatones como si fuera un profeta venido para recordarnos grandes males, pero al cruzarme con él y ver de cerca su cara de bonachón me desdigo de mi suposición: es un papá Noel de finales de verano. Tres adolescentes con los libros bajo el brazo regresan a su casa después de salir del colegio, ajenos a la dura realidad de esos mendigos que duermen en los bancos de una plazuela en la confluencia de una calle lateral con Santa Engracia. Varios ejecutivos trajeados conversan en la puerta de un restaurante, con una expresión de cansancio que transparenta un futuro lleno de dudas. El edificio de Telefónica, y toda la Gran Vía, es un vago recuerdo de Nueva York y de los comienzos de la telefonía, cuando la ciencia y la tecnología avanzaban cogidas de la mano, casi al unísono, de la mirada y del optimismo. Recuerdo algunas de las pinturas de los impresionistas del grupo Macchiaioli que se exponen en Maphre. Hay varios cuadros que representan bellos paisaje de Livorno, el lugar de acogida de tantos mallorquines que huían por fuerza de la intransigencia y la brutalidad. Qui se’n va a Liorna no torna. Regreso en autobús al Barrio del Pilar. En el trayecto contemplo la ciudad y atisbo edificios que se mantienen en un magnífico estado de conservación: el ladrillo visto apenas envejece. Me bajo en la parada de la calle Melchor Fernández Almagro, y justo cuando el autobús arranca me doy cuenta de que me he dejado mi cámara fotográfica olvidada en el asiento.

    Motivo: Madrid

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook