Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 15
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ciutat Aranda de Duero

    Los cambios son necesarios

    Ayer por la noche, las imágenes de Aranda de Duero en la película "Nunca pasa nada", de Bardem, me sugirieron que nuestra idea de ciudad viene a ser como la de una persona a la que vamos viendo a lo largo de mucho tiempo, y que podemos reconocer a pesar de los sucesivos cambios que sufre. Los cambios no son, por así decirlo, transformaciones que rompen la estructura de algo o de alguien, sino que operan en él para que sea posible la existencia, bien sea de una persona o de una ciudad. La Aranda de Duero de 2015 ha cambiado mucho desde la de 1963, pero las imágenes de la película, que ayer vi por primera vez, fueron el detonante de mi recuerdo de la ciudad, a la que fui por vez primera en 1978. La pude reconocer en el acto, porque los cambios sucesivos no enmascaran nunca del todo nuestra idea de conjunto de una ciudad, por mucho que alguna calle, alguna plaza, o incluso algún barrio entero hayan sufrido modificaciones profundas, como ha ocurrido en Sa Gerreria. ¿Hay alguien que ahora mismo se atreva a discutir que la calle Olmos es mucho mejor sin coches? Y sin embargo hace veinticinco años hubo una protesta en contra de la peatonización, secundada por casi todos los comercios. ¿Quién se acuerda de las razones que se esgrimían para defender que siguiera todo como estaba? El debate sobre la misma cuestión surgió hace poco en la calle Blanquerna, y los motivos de los no partidarios de peatonizar la calle era los mismos que entonces: que los comercios perderían a sus parroquianos. En el periódico leo hoy la opinión de la nueva responsable de Turismo de Cort, acerca del proyecto de supresión de las terrazas del Borne, y no puedo entender los motivos en que se fundamenta su punto de vista, al decir que 'a mí me gustan las terrazas, pero....No me imagino un parque acuático en mitad del Parc de la Mar ni terrazas de bar en el mirador delante de la Seu'. Este argumento utiliza una comparación absurda, ya que las terrazas del Borne no se sitúan en ninguna frontera estética, sino todo lo contrario: a mi entender fomentan el paseo por el centro de Ciutat, actividad, la de pasear, que precisamente los de aquí no solemos ejercitar en demasía, como lo prueba el hecho de que el Borne casi siempre es un paseo vacío.

    (Ciutat, 3)

     

     

      

    La regidora de Turismo de Cort, Juana Maria Adrover (PSOE), aseguró ayer que hay que buscar "un equilibrio" en relación a la polémica sobre la posible supresión de las terrazas del Born.

     

    "A mí me gustan las terrazas y crean trabajo, pero no todo tiene que estar la venta. No me imagino un parque acuático en mitad del Parc de la Mar ni terrazas de bar en el mirador delante de la Seu", razonó la regidora del equipo de gobierno.

     

    Es su opinión, una fórmula para evitar "abusos en el uso del espacio público" sería buscar una alternativa para las terrazas del Born, como por ejemplo colocarlas en la calle lateral del paseo, que está peatonalizada.




     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook