Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 05
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las verdades emocionales

    Para saber más acerca de la vida hay que tantear de soslayo, buscando en lo que aún desconocemos. Asisto en el Círculo de Pollença a la conversación entre Antonio Soler y Juan Gabriel Vásquez, moderada por Malcolm Otero, y siento que lo que ellos dicen sobre la novela se puede aplicar en general a la vida de las personas en otras muchas circunstancias. Lo que aprendemos de los demás nos hace pensar aún más sobre nosotros mismos. La verdad histórica es un soporte de las verdades del alma, que suelen ser verdades individuales, acerca de las cuales tratan las novelas. Me he acercado a Pollença para escuchar, y sobre todo para aprender, y nada más llegar me enfrento a cambios físicos en el pueblo que enseguida relaciono con mi biografía. Hace años venía a la plaza de Pollença a tomar café, después de un día en Formentor, y hoy me he dado cuenta de lo cambiado que está todo. Hay más restaurantes, y ya no están las galerías de arte. En la galería Bennásar adquirimos Susana y yo el cuadro de Joan Artigues de una mujer que se mira en el espejo, que aún hoy me admira por su misterio infranqueable. Me someto de golpe a los cambios de una década o dos, que se me aparecen de golpe, como una sacudida. Las verdades emocionales viajan en el tiempo, y en ellas nos vamos haciendo, moldeando como si nuestra esencia fuese en realidad el cambio, no la permanencia. Las zonas de sombra de los personajes de las novelas nos ayudan a entender la historia mejor que si leemos un documento, porque sólo desde la ficción se pueden llenar los huecos que deja la crónica periodística o los estudios históricos, sin duda tan necesarios. Entre el blanco y el negro está el espectro completo de lo gris, y es en esta zona en la que se mueve el novelista. Antonio Soler dice que en España, en la Guerra Civil, había tres bandos, no dos, y que si hubiera ganado la República los vencedores hubieran sido los más radicales, y que Manuel Azaña, por ejemplo, tendría que haber salido de España como un perdedor más. La verdad, al cabo de los años, nos quita la venda partidista, y empezamos a comprender que Manuel Chaves Nogales, por ejemplo, era igualmente molesto a los nacionalistas y a los republicanos, y que hubiera podido morir fusilado por los dos bandos. Regreso a Ciutat como si viajara en una ola de calor, las montañas a mi derecha, con una belleza que hemos aprendido hace poco a ver como muy efímera. Son de color azul, de un azul diferente al del cielo, y en ellas parece que hay un leve misterio aún por descubrir. 

    Motivo: Conversación entre Juan Gabriel Vásquez y Antonio Soler. Club Pollença.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook