Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 24
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La nobleza y su opuesto

    Compro pescado en el Mercado del Olivar. La pescadera es una mujer llena de vida, que mira a los ojos como si en ello le fuera el sentido de su experiencia de vendedora. Los colores del pescado, la conversación, el perejil que te coloca cuidadosamente al final, como si fuera una caricia o como si te diera las gracias por haber ido a su parada a comprar: es un rito en el que se ponen en juego todas o casi todas las verdades que nos otorgan la dignidad de personas humanas. Alguien te vende algo que es para comer, y tú lo compras y pagas por ello el precio justo. No es una relación anónima; al contrario: son dos personas que establecen una relación basada en un intercambio útil que nos permite vivir.

    La base teórica fundacional de la economía de mercado tenía su raíz en esta simple secuencia de acciones humanas: administrar los medios escasos para satisfacer nuestras necesidades. Y hacerlo sometiéndose libremente a normas cuyo cumplimiento nos asegure la supervivencia no sólo económica sino también emocional. Quizás la crisis tenga su origen en el olvido de lo que tendría que ser de cumplimiento obligado: el respeto a lo que nos hace seres humanos. Comprar y vender se ha sustituido por especular y especular, por hacer piruetas en el límite de la legalidad, si no más allá, con la aquiescencia de los vigilantes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook