Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 07
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La autovía atraviesa el cielo azul

    Por el retrovisor veo el coche que me sigue. Respeta mi lentitud, mantiene escrupulosamente la distancia de seguridad y quizás disfrute también de este paseo útil y hermoso a la vez. Anna me azuza para que yo acelere, pero no lo hago, y acepta mi inmersión en el tiempo como algo irremediable. Uf, otro coche a toda velocidad se cruza delante del mío para tomar el desvío a Sa Vileta, y me deja perplejo esta maniobra realizada por un conductor de rápidos reflejos y afilada pericia. Yo soy más de la cuerda de la mujer del coche de detrás, que me sigue a la misma distancia y que estará observando como nosotros este cielo azul que no parece el espacio de la realidad sino la bóveda de la imaginación. Un rebaño de ovejas pasta en una vaguada cuyas verdes laderas están pobladas de almendros. De repente nos fijamos en el tenue gajo de luna menguante que flota sobre las montañas en dirección a Génova y que esta semana que viene dejará de iluminar las noches, pero ahora son las doce menos cuarto de la mañana, y es un milagro estelar que coexista con el sol. El invierno hace con frecuencia estos guiños celestiales que nos acercan a los placeres gratuitos de la naturaleza, tan leves y certeros porque su repetición nunca sacia del todo nuestro apetito. En un recodo hay un viejo almendro cuyas ramas más altas se han llenado ya de flores rosadas, demasiado expuestas a cualquier altibajo meteorológico. Mientras, un trío de Beethoven para cuerda en Radio Clásica es un abecedario espiritual cuyo disfrute no nos aleja de lo material sino que lo remarca y lo envuelve. El violín, la viola, el violonchelo: una sutil combinación que se funde en los oídos mientras tenemos enfrente las montañas de Na Burguesa y la luna que se disuelve lentamente en este mediodía luminoso. La autovía atraviesa el cielo azul. La mujer del coche de detrás quizás también escuche el trío de Beethoven en Radio Clásica, porque cualquier momento del día puede formar parte del tiempo de los regalos. No tiene nada que ver que la violinista sea Anne Sophie Mutter, aunque quizás haya influido para impulsar aún más mis preferencias por el Beethoven más íntimo frente al de las grandes sinfonías.

     

    Motivo: Por la autovía, en dirección a Génova, entre las 11:30 y las 11:45

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook