Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 13
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Josep Pons Frau

    Josep Pons Frau fotografió Mallorca en la primera mitad del siglo XX. Lo veo en un autorretrato, la madurez en el rostro y la mirada viva de quien sabe buscar a su alrededor un motivo puntual para que las imágenes de lo vivido perduren a través del tiempo. Tiene la mano izquierda apoyada en la barbilla y el gesto reposado, una serenidad que se transmite a quien lo observa. La mayor parte de sus fotografías son del pueblo de Sineu, en donde nació, y de sus alrededores. Pero también fotografió Ciutat, y ahora contemplo dos fotografías del convento de Santa Clara. En una, la que está tomada desde la calle, se ven los árboles del patio a través de la puerta abierta, y al fondo, pequeñita, la puerta de entrada a la iglesia. En la otra, que está tomada desde el patio, se ve a un grupo de niños que están atentos al fotógrafo, alrededor de las hojas de la puerta abiertas. Son cinco niñas y un niño, y si mis cuentas no fallan pienso que alguno de ellos quizás pueda vivir aún. Conozco el convento de Santa Clara, pero me ha entrado el deseo de comparar las fotografías tomadas hace décadas –quizás hace setenta u ochenta años- con la realidad de hoy. La mañana es espléndida, y es un placer el paseo hasta el convento. Lo que veo casi coincide con las fotografías. No había ningún niño jugando a la entrada, desde luego, pero lo que me hace remarcar el casi es otra cosa: de los cinco árboles sólo queda uno.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook