Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 22
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Joan Margarit

    Joan Margarit, al leer sus poemas, busca en la entonación de cada palabra el acento preciso para que el texto sea la línea de transmisión de su poesía. Qué difícil es poder comprender el mundo, pero en las ideas que se entrelazan durante una lectura poética, parece que los oyentes esperamos con expectación que haya un resultado inteligible. Joan Margarit se levanta, coge sus apuntes, mira detenidamente y se dispone a caminar por el estrado mientras lee con fuerza textos que ofrecen, cada uno de ellos por separado, un destello sentimental, y que en conjunto nos dan una mirada completa que abarca la vida entera. Un vertedero en las afueras de un pequeño pueblo se convierte en un observatorio de las estrellas; la nieve que cae de repente te hace recordar la que caía hace años en un momento importante de tu vida; un golpe de azar nos golpea el corazón, como si nos fuera en ello la experiencia completa. Los que ayer al atardecer acudimos a Diario de Mallorca gozamos del sabor de las palabras, que pueden llegar a ser muy sabrosas si las pronuncia alguien que las quiere porque las utiliza amorosamente. Joan Margarit  nos muestra el lado más hermoso de la vida, y las grietas que hay entre la tristeza y la plenitud. Abro el libro Estació de França y en el primer poema Una dona i un home, una ciutat, hay destellos de mi propia vida. Un viaje en tren, llegar a una ciudad y encontrarse estos versos de Joan Margarit: No hay ciudades feas, ni hombre o mujer / tan miserables que no podamos ser / tú y yo en esta historia de amor.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook