Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 14
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Historias de otros, también nuestras

    Ciutat empieza a tomar forma al atardecer, cuando por la parte antigua las sombras de las farolas se extienden por las esquinas y los callejones. Dejo atrás la Porta de Sant Antoni y camino por Socors, las fachadas repletas de signos de tiempo y de luz difusa, y de recuerdos que me han transmitido, como el de Salvador, que me contó no hace mucho: caminaban él y su madre hacia la casa de un familiar, y entonces empezaron a oírse sirenas, y la gente corrió a resguardarse, y ellos se escondieron en el primer portal al que pudieron acceder, justo cuando cayó una bomba a pocos metros, y así estuvieron hasta que se desvaneció el ruido de los aviones. Una ciudad escribe su historia no tan sólo en los libros sino en los recuerdos, cada ciudadano puebla su conciencia con ellos y los devuelve a sus descendientes, como un tesoro o una fuente inagotable de emociones. Para entender el entramado de calles que forman el barrio antiguo hay que sumergirse en las historias que nos cuentan, en los relatos de quienes han poblado con su presencia estos lugares en que ahora hay una pequeña terraza, una tasca que antes fue una cordelería, unos arcos apuntalados que algún día cobijaron una parada de frutas y verduras. Me muevo por una zona con nombres evocadores: Flassaders, Hostal de Santanyí, Senyal del Peix, Ferreria, Gerreria, Pes de la Farina, Formatge, Plaça Quartera, y en cada uno de estos nombres laten historias que están en cada uno de nosotros, por haberlas vivido o por que otros nos las contaron. Parece que la luz se desvanece pero está en nuestra mirada, infatigablemente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook