Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 01
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El rayo verde

    La intensa luz blanca y la línea clara del horizonte, el cielo azul y el mar en reposo, presagian que la puesta de sol será memorable. De vez en cuando sentimos una sensación de alivio por el cuerpo, aunque no corre la brisa de forma permanente. Hay varias docenas de personas, casi todos jóvenes. Qué curioso que la juventud busque la puesta de sol. Quizás sea un símbolo de la belleza que uno espera en la vida. Qué poco falta ya. Parece que el sol acelera, y que el instante de acariciar  el horizonte se va a producir de golpe, como si cayera, pero al tocar la línea se produce un efecto visual sorprendente: es como si empujara el horizonte con gran suavidad y el horizonte se curvara, un efecto gravitatorio tal y como se dibuja en los libros. El sol pone a prueba al horizonte, tensándolo. La tensión superficial de la línea del horizonte aumenta, y el sol avanza con mucha rapidez, o así lo sentimos, y miramos la gran esfera coloreada que se nos escapa como un placer fugaz. Ahora ya podemos mirar, no como unos minutos antes, cuando nos cegaba con su fulgor. Es un fuego que se apaga, un ascua que se amansa  bañada por agua de rosas.  La luz se descompone en sus colores fundamentales, aunque el espectro es difuso, una pintura de franjas horizontales de límites imprecisos. De golpe desaparece, y los observadores nos quedamos en suspenso, aliviados y a la vez entristecidos. Una pareja de jóvenes amantes que están a unos pasos de mí se miran como si lo que acaban de presenciar hubiera sido una declaración de amor de la naturaleza. Él sonríe, y ella le mira, y sus miradas tienen una intensidad que recordarán siempre como un don. Quizás hayan visto el rayo verde. 

    Motivo: Puesta de sol del día 31 de julio de 2013, Son Marroig

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook