Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 20
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Debate

    El mejor debate que hemos visto en televisión

    En el debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera hubo momentos en que su espontaneidad permitió que nos diéramos cuenta de sus virtudes y de sus defectos, de sus aciertos en el enfoque de los problemas y de sus contradicciones. A los políticos les cuesta mucho admitir que las soluciones a los problemas económicos son siempre provisionales, y que hay que ponerlas siempre en tela de juicio, y que la democracia sirve para ir mejorando lo que se tiene, pero sin llegar nunca a una solución definitiva, porque no hay soluciones mágicas. Se observaba algo de lo que adolecen los viejos políticos: la adaptación al medio televisivo, esa manera de posar delante de la cámara que no necesita de una preparación previa, ni de protocolo alguno, por mucho que uno pueda pensar que esta aparente transparencia es el resultado de mucho trabajo a la sombra. Los debates vistos hasta ahora, como aquellos dos célebres entre el aspirante Aznar y el presidente González en 1993, se ahogaban en las formas: la disposición de las sillas, los tiempos medidos, la iluminación: no quedaba margen apenas para la espontaneidad. Entre Iglesias y Rivera la verdad estaba en la manera de hablarse el uno al otro, la cercanía propiciada por el bar modesto en que se concertó la charla. Jordi Évole sólo encauzaba ligeramente, sin imponer sus criterios, tanto formales como de contenido. Se lo han puesto muy difícil a Mariano Rajoy y a Pedro Sánchez.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook