Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 11
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El color blanco

    Me cuesta orientarme, porque la sala de espera no es la misma. La sensación de haber llegado a un lugar conocido se desvanece. Hay dos mujeres jóvenes que manipulan un teléfono móvil, y  otra no tan joven que apoya su cabeza en la mano izquierda. Parece afectada por alguna molestia que soporta dignamente. Miro por la ventana hacia las afueras de Ciutat, que por aquí tiene como referencia las montañas. Están en el horizonte, pero se adueñan del paisaje, que se sostiene gracias a ellas. La vida es una sucesión de cortos períodos de reflexión y de acción alternándose.  Una nube flota como si fuera una masa de algodón a punto de disolverse. Suena el teléfono móvil de una de las dos mujeres jóvenes. Se levanta con una pícara sonrisa y se dirige al pasillo. El color que predomina es el blanco, una envoltura aséptica para que cada persona pueda olvidar sus inquietudes. Pero no estoy seguro de que se consiga, porque las verdades ambiguas que alcanzamos en la madurez se asientan en las ideas que proceden de los estímulos inmediatos, por mucho que los relacionemos con el pasado, con movimientos recordados, o con vivencias que el tiempo ha diluido en explicaciones ambiguas.  El color blanco es un exceso, es la suma de todos los colores. Me sumerjo con lentitud en mis cavilaciones hasta que de repente oigo una voz que pronuncia mi nombre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook